BANNER-EMERGENCIAS-YAAAA.gifbanner dos lineas BANNERSUPERIOR_FINAL.jpgbanner-RANDOM-HOUSE-2016-pagina-final.gif

Aquí se escribe tu historia

Me caen mejor los hombres que las mujeres, son más ecuánimes y menos fantasiosos. Escuchan mejor cuando eres amiga y no una pareja.

Director General
Facebook-México
P r e s e n t e.-

Clausuraron mi cuenta de féisbuk por publicar contenido inapropiado. Sospecho que mi ex suegra me denunció y me da gusto, al fin sabe que soy pulcro y elegante para despedirme. Mi única mala acción fue denunciar la infidelidad de su hija, Nadia, quien es hoy mi ex esposa, lo cual es el resultado de una investigación digna, no como las de esos programas televisivos donde lo central es el pleito entre integrantes de triángulos amorosos.

Amorosos. Deshonestos. Disolutos. Pareja de científicos. Ella, 29. Él, 40. Tremendos coeficientes intelectuales. Problemas maritales: aburrimiento, exceso de erudición, miembros fríos en una cama glacial, con excursiones continuas al Parque de la Infidelidad y el Engaño. El problema es que la infidelidad nunca fue consensuada, pero a veces encendía sus pasiones.

Entré en la muerte por la puerta más pequeña y placentera: la del orgasmo. Confieso que muchas veces soñé ese momento en que la entrada triunfal del placer anularía el dolor de estirar la pata. Esa mañana Fabiola me montó con gallardía. Se zangoloteó, con lasciva vehemencia, sobre mi humanidad erecta, hasta que una punzada mortal truncó mis latidos. El infarto agudo de miocardio coincidió con mi eyaculación y la venida torrencial de Fabi, cuyo rictus orgásmico se transformó en una mueca grotesca al advertir el instante preciso de mi caducidad. Con tranquilidad, y sin el azoro que suele avenirse a las experiencias místicas, propias de la sexualidad satisfecha, me desprendí de mi cuerpo, ya convertido en un ramillete de sustancias espirituales, y me propuse observar el desarrollo de los acontecimientos post-mórtem.

Miguelito era minimizado por sus padres. Ya desde el uso del diminutivo se notaba que lo veían por encima del hombro. Sin embargo, éste era un chico agrandado de 7 años, con buen oído para la música, incluso para asuntos domésticos. Por ejemplo, advertía cuando su madre dejaba caer, por descuido, alguna aguja o alfiler. El tintineo del metal, al chocar con el suelo, era captado por el niño con insólita nitidez.

Página 1 de 13

Videos

Encuesta

Como llegaste a nosotros

¿Por que medio te enteraste de Infidelidad.com.mx?

1 Votos que quedan

banner inmujer

Total de visitas

12437885
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
520
3371
8531
42528
144583
10665727
12437885

¿Eres especialista en temas relacionados a la pareja?

¡Participa escribiendo un artículo!