banner_superior.gif

banner dos lineas BANNERSUPERIOR_FINAL.jpgbanner-RANDOM-HOUSE-2016-pagina-final.gif

01 May
La mujer y la maternidad
Escrito por Ruth Axelrod
Leído 930 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Cada año regresa la oportunidad de festejar el día de las madres y poder darle a la imagen de la maternidad un abrazo y un agradecimiento, pues los niños, incluso nosotros mismos,  hemos crecido  mejor cuando por haber  sido  cuidados y atendidos por nuestras madres, de forma  cotidiana y amorosa.

Este trabajo de crianza no lo hace la madre solita, lo suma con las personas y  figuras significativas que ayudan al desarrollo  en los primeros años de vida. Me refiero a hermanos, tíos, abuelos padre, vecinos, amigos, maestros, etcétera.

La decisión de quedar embarazada, de tener relaciones sexuales sin el cuidado de anticonceptivos, de aceptar que el cuerpo esta listo para recibir un esperma sano y  desarrollar un feto, es  una decisión consciente e inconsciente muy importante. Ya sea un embarazo planeado con mucha anticipación o un embarazo por una sola relación casual, el cuerpo femenino pondrá todo su empeño y capacidad biológica en aras de lograr con   éxito el nacimiento de un bebé  sano, en busca de su lugar en la tierra.

La maternidad puede conceptualizarse sin tener que estar obligada al matrimonio, a la pareja, a la sociedad.  E incluso puede estar lejos del amor de la pareja.  También lejos del padre, es decir la definición de familia hoy puede darse sin la presencia del padre. Hoy en día con los avances de la tecnología de fertilización asistida, una mujer puede gestar a un bebé sin pareja, simplemente con una célula, ya sea por clonación o por inseminación.

Maternidad es hoy algo mucha más amplio que lo que era antes, más complejo y más independiente de otras alternativas de vida.
Incluso la no maternidad, que es una elección libre para cada mujer hoy en día es aceptada como una libre elección. Entonces, ser madre, o no serlo, ser virgen o no serlo, ser libre o no serlo, han dejado de ser imposiciones socioculturales para convertirse en elecciones libres que cada mujer puede asumir como parte sana de su desarrollo personal.

La encrucijada de  la maternidad es ambivalente, por un lado refiere a la familia, a la trascendencia, a dejar a otros seres vivir cerca de una y por otro lado, presenta todas las dificultades que todos conocemos.  Tiene su parte dulce y su parte amarga, y reconocer estas facetas nos hace bien, porque aunque es sublime convertirse en madre, es también un esfuerzo inmenso que requiere que la mujer dedique parte de su vida a lograr el proyecto de la maternidad con un buen fin.
Si se acepta el reto, requiere de mucha atención, de mucha responsabilidad y de mucho cuidado para que ambas partes, tanto la madre como el bebé disfruten de esa aventura tan especial.

Finalmente, quisiera mencionar que  ya no es posible hablar de la maternidad como un estilo único, sino que nos queda bien pensarla como las maternidades,  las múltiples posibilidades que son distintas cada una. No hay una maternidad, hay muchas formas de llegar a la maternidad.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos

Encuesta

Como llegaste a nosotros

¿Por que medio te enteraste de Infidelidad.com.mx?

1 Votos que quedan

banner inmujer

Total de visitas

12092238
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
3854
6098
42909
38900
133544
10279709
12092238

¿Eres especialista en temas relacionados a la pareja?

¡Participa escribiendo un artículo!