banner_largo_plantilla_1.jpg

banner dos lineas BANNERSUPERIOR_FINAL.jpgbanner-RANDOM-HOUSE-2016-pagina-final.gif

Confundida

Enlace a esta entrada 04 Dec 13

Hola buena tarde,

Tengo 29 años, 2 hijos, un niño de 7 años y una bebé de 10 meses. Tengo una relación con el padre de ellos que cada vez es peor, encontré esta página y me atrevo a escribir aquí con el fin de obtener ayuda profesional y así aclarar un poco el panorama.

Los últimos meses la relación ha sido un entero infierno, las cosas van muy mal y si bien eso es un problema lo más preocupante es que no quiero hacerle daño a los niños y además estoy cansada de sentirme como me siento... estoy consciente de que necesito ayuda pues lo que siento no es normal.

El papá de los niños y yo estamos juntos hace once años, tres de novios y ocho viviendo juntos, decidimos vivir juntos tan pronto como quedé embarazada de mi primer hijo, desde que empezamos a vivir juntos las cosas no han sido fáciles desde el principio él se mostró como una persona egoísta y muy machista, los fines de semana llegaba tarde, usualmente prefería estar con sus amigos que conmigo a pesar que yo estaba embarazada y él siempre lo vio como una situación normal, y si existía algún reclamo de mi parte, me ignoraba o simplemente me hacía sentir como si reclamara por cosas injustas, cómo si el actuar de él fuera absolutamente normal. Así transcurrieron los primeros años entre peleas, gritos y algunas reconciliaciones que motivaban a seguir adelante a pesar de las cosas malas.

Tratando de salir adelante y de brindarle un hogar a mi hijo pasamos cuatro años, este año las cosas no mejoraban incluso en oportunidades ni llegaba a dormir... yo en la universidad y sintiéndome por años desplazada e ignorada y no muy feliz conocí a alguien que me escuchaba y con él que compartía tiempo un compañero de la universidad, las cosas con mi esposo estaban cada vez peor, así que no fue difícil empezar a sentir cosas por mi compañero de clase, pero soy muy predecible y a la luz salen mi sentimientos, así que él no tardó mucho en descubrir lo que yo sentía por esta persona, con toda la razón se indignó y a este punto de las cosas, sin importarme mucho el futuro de nuestra relación, yo acepté lo que estaba sucediendo de inmediato y me fui de la casa, la razón de irme no fue porque esta nueva persona importara mucho, realmente fue por que sentí que las cosas con el padre de mis hijos no se podían arreglar.

Los primeros días el solo veía por su rabia, pero días después me buscó
y dijo que asistiéramos a una terapia de pareja, en busca de un apoyo mutuo que nos permitiera llevar las cosas de la mejor forma por el bienestar del niño. Asistimos a 4 sesiones, pero luego simplemente no volvimos por tiempo, el seguía insistiendo constantemente en que regresara por el niño, por él, que él sabía que tenía algo de culpa, que arregláramos las cosas y yo me dejé convencer porque creí que era sincero. Volvimos pero las cosas no solo continuaron iguales si no que empeoraron, ahora no solo el tema era de amigos y licor sino que ahora también era de mujeres. Un tema por el que nunca antes habíamos tenido problemas. Y de hecho era lo único que yo rescataba de nuestra relación.

La primera vez que encontré algo fue un correo que el envió solicitando información por un anuncio de prensa y con tan mala suerte, que dejó abierto el historial, por curiosear quise ver cuál era el anuncio y era el de una mujer que ofrecía sus servicios sexuales. Me molesté e ingresé a su Facebook, allí encontré un par de conversaciones con una amiga antigua suya, así que lo confronté, pero su respuesta fue que era algo normal, que lo hacía por curiosear y que la culpa era mía pues nuestra vida sexual no era la mejor.

Lo olvidé y lo asumí como curiosidad, así que con sus palabras en mi mente traté de que nuestra vida sexual fuera un poco más intensa pero por el contrario a lo que el manifestó, en vez de encontrarme con una persona abierta a la mejor me encontré con alguien apocado que me evadía y solo permitía que algo sucediera cuando él quería. Así que seguía viviendo algo que no me hacía feliz. Así que de nuevo paso por mi mente que lo mejor era terminar con esto, pues para que luchar solo por algo que es de dos.

Pero en ese momento me entero que estoy de nuevo embarazada y esta no fue una noticia grata, para este punto de la situación y para colmo recientemente había perdido mi empleo, y con los dos últimos acontecimientos no tuve otra opción que dejar también la universidad, cuándo él se enteró del embarazo lo asumió a diferencia mía muy positivo y hasta parecía feliz. Pero a los dos meses de embarazo tuve que realizar un viaje con mi hijo y él se quedo solo en la casa... solo tarde un par de días y al regresar, ingresé a la computadora y el no había cerrado su Facebook, así que encontré una conversación con una mujer, una conversación sexual donde incluso decían que habían tenido sexo virtual. La mujer era una desconocida, en la ubico porque un amigo que tenemos en común se la recomendó, la chica tenía este tipo de conversaciones y enviaba sus fotos privadas a cualquiera (esto lo supe al leer sus conversaciones con amigos). Pero mi molestia fue terrible, me sentía humillada, decepcionada, impotente porque estaba embarazada y no tenía empleo, dependía totalmente de él.

Él conocía como estaba yo emocionalmente con la noticia del embarazo y aún así no le importó sentarse a hablar cosas privadas con cualquiera, conmigo todo le daba flojera, incluso en ocasiones me hizo sentir como si fuera demasiado desinhibida, pero eso lo hacía conmigo, mientras en la red se dedicaba a buscar mujeres que lo agradarán sexualmente. ¿Y entonces dónde quedo la honestidad? ¿Por qué si no se sentía a gusto conmigo simplemente no me lo decía y acabábamos con esto? ¿Por qué su trato conmigo siempre fue tan apocado y en ocasiones hasta grosero y descortés pero contrario a lo que pensaba yo que se trataba de personalidad, en internet no le costaba nada ser educado amable, tierno y sonar hasta preocupado por cuanta desconocida se topa? En final, confrontarlo de nuevo dijo que era normal, que no era para tanto, que todos sus amigos lo hacían que no pasaría de una conversación virtual, que de hecho ni se conocían. Pero a diferencia de la anterior vez no le creí y cada vez que tenía oportunidad revisaba sus cosas su cel., su Facebook y con tan mala suerte que siempre encontraba llamadas, mensajes, pero cuando lo confrontaba me hacía sentir como si estuviera loca, me negaba las cosas aún cuando yo las estaba viendo, ya no solo eran llamadas con la chica del chat ahora también encontraba mensajes que el enviaba solicitando información por anuncio de mujeres que ofrecían sus servicios sexuales así como la primera vez.

Así fue durante todo el embarazo y cuando nació la niña. De hecho hoy día considero a mi hija como un milagro en medio de tantas cosas horribles, ahora ya tengo un empleo y a pesar de que él dice que ya no habla más con estas chicas ni busca más mujeres en Internet, mi desconfianza esta por las nubes, mi autoestima por el suelo y mi estrés a punto de reventar, no logro estar tranquila de ninguna forma, si él está en la casa es una constante pelea y si no está, todo el tiempo pienso que me miente, que me engaña, que todo lo finge que no es honesto, recientemente tuvo que viajar por trabajo durante un mes a Cartagena, fue horrible si no hablaba con él trataba de estar tranquila pero si me llamaba a preguntar por los niños, le peleaba por todo, lo agredo verbalmente todo el tiempo porque siento que miente cada vez que habla, que se burla de mi todo el tiempo, durante este mes que estuvo ausente fue el día de mi cumpleaños y durante el día estuve tranquila, el me había prometido que vendría para esta fecha pero no cumplió, pero cuando llegó la noche me descontrolé, él me llamo y le reclamé, me sentía demasiado mal, incluso llegué a pensar que la única solución a mis problemas sería no vivir más, sé que suena descabellado pero sentí que no podía más, en ese instante no me importaba nada más solo quería acabar con todo pensaba que esa sería la única forma de no tener que verlo más, y de paso de no saber nada más de él. Gracias a Dios en ese momento me llamó mi hermano, quien de inmediato me recogió y se quedo conmigo hasta que me sentí mejor. Pero luego de esta crisis reafirmo que necesito ayuda, que no puedo seguir así.

Agradezco si me pueden ofrecer algún tipo de orientación.
¡Mil gracias!

Enlace a esta entrada 16 Jan 14

Querida lectora,

Eres muy buena escritora, es muy claro cómo expresas tus sentimientos, tanto los que te tienen contenta como los que te mantienen triste y codependiente de una relación, que tiene sus especiales características.

Además estás en un periodo casi de post artum y tu línea maternal la tienes con poca energía interna, te sugiero que consideres poner un poco más de atención a tus afectos maternos, así esperarás de la vida, amor de tus hijos, porque tú se los estás ofreciendo constantemente.

¿Cómo podrías pensar que la condición emocional de tu pareja es un asunto de él, que él tiene cierta forma de relacionarse que va mas allá de ti? ¿Que todo lo que hace lo hace para él y no porque tu no seas valiosa? Te sugiero cuides tu autoestima mas allá de su infidelidad o de sus formas.

Finalmente estoy segura que te beneficiaría un espacio terapéutico.

Videos

Encuesta

Como llegaste a nosotros

¿Por que medio te enteraste de Infidelidad.com.mx?

1 Votos que quedan

banner inmujer

Total de visitas

11728960
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
592
6304
15072
64290
189436
9864630
11728960

¿Eres especialista en temas relacionados a la pareja?

¡Participa escribiendo un artículo!