05 Sep
16 cosas de las relaciones a distancia
Escrito por Infidelidad.com.mx
Leído 590 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Estar lejos de tu novio es difícil pero también tiene sus ventajas, ¿o no?


1. Decir adiós no se vuelve más fácil. Podrías pensar que te has convertido en una experta en despedidas cuando estás en una relación de larga distancia, pero NOP. Ya sea que se trate de una escena de lágrimas eternas, o simplemente de un momento de tranquilidad para ti misma, contando las semanas, los días, las horas y los minutos hasta que se vean otra vez; no se siente bien.


2. Pero decir hola es lo MEJOR del mundo. ¿Recuerdas las escenas de las películas en donde él la encuentra a ella en la estación de trenes, y ella se avienta a sus brazos para después darse un largo beso? En realidad, sí suceden. (Algunas veces)


3. El sexting es real. Hay algo inevitablemente incómodo en discutir el tipo de sexo que te gustaría tener con esa persona especial. Existe también algo inevitablemente decepcionante en eso. El resumen del anticlímax.


4. Pensar en el futuro es un irritante y frecuente tema de conversación. Es bueno saber que no vas a estar en «esta situación» por siempre, pero existe un balance entre trabajar a donde su futuro juntos se está proyectando y arruinar el poco tiempo que tienen juntos preocupándose por ello. Calma, si se quieren lo suficiente, todo funcionará. (En teoría.)


5. Siempre hay presión de «hacer algo.» Existe una regla implícita en donde acurrucarse en el sillón a ver The Big Bang Theory no es un buen uso de su tiempo juntos. Pero, a veces, acurrucarse en el sillón (especialmente si están viendo The Big Bang Theory) es lo mejor que podrían hacer. Menos régimen militar y más ir con la corriente, hace que su relación se sienta, por lo menos, un poco más normal.


6. Tus amigos se preocupan por ti. «No sé cómo lo haces, yo no podría estar sin ver a mi novio cada segundo del día, y estaría súper preocupada de que él me engañara y odio irme a dormir sola y, ¿SEGURA QUE ESTÁS FELIZ?»


7. Pero en realidad te gusta. Te gusta porque se acomoda a tu personalidad de mujer independiente, y además puedes disfrutar de una especie de luna de miel cuando se ven los fines de semana.


8. Se han hecho realmente buenos en la parte de la confianza. En realidad, tienen que, porque si no, no tiene caso.


9. Navidad y Año Nuevo son pesadillas de logística. Lo quieren pasar juntos, es lo único que saben. Pero irónicamente, no siempre hay una solución para el hecho de que sus respectivos padres vivan a kilómetros de distancia entre ustedes, y que los dos esperen verlos EL MISMO DÍA.


10. Tu teléfono parece quirúrgicamente atado a tu mano. Whatsapp ha sido el mejor invento del mundo. Y lo mismo con Skype, Viber, Facetime y cualquier otra cosa que te comunique virtualmente con tu amado, y sea gratis.

11. Te convertirás en una respetada consejera de servicios de transporte. Tu mail de confirmación siempre dice: «Ah, usted otra vez.»


12. Los celos irracionales hacia otras parejas son comunes. Especialmente aquellas en las escaleras eléctricas. Y en tiendas de muebles. Cuando están comprando un sillón. Juntos. Para el hogar que comparten. Sin kilómetros de distancia.


13. Podrías poner «vivo en dos zonas horarias» en tu CV. Y debería de contar para algo. Es interesante, ¿sabes?


14. Te haces más organizada de lo que creías. Sabes exactamente lo que harás en las próximas seis semanas, y puedes decir sin temor a equivocarte en qué día de la semana cae el 21 de diciembre, aunque estés en septiembre. SIN usar un calendario.


15. La vida se puede sentir como un gran juego de espera. Se siente como una mini Navidad, cada vez que cuentas los días para reunirse otra vez. ¿Y quién dice que eso es malo? Todos AMAN la Navidad.


16. Pero, ya sabes, todo lo vale. Ain’t no mountain high enough, etc, etc.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar