lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

26 Jun
Me estoy divorciando y siempre fui ama de casa. ¿Tengo derecho a un beneficio económico?
Leído 148 veces | Publicado en Abogado
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Por supuesto que sí. La legislación mexicana, casi en todos los Estados de la República Mexicana, contiene disposiciones que protegen a las personas que han permanecido en el hogar y al cuidado de los hijos. No son prerrogativas exclusivas de las mujeres; aplican por igual a ambos géneros.

Estas normas prevén que cuando uno de los cónyuges se queda en el desempeño del trabajo en el hogar y/o el cuidado de los hijos, se considera como una contribución económica.

Lo anterior, implica que el cónyuge que se dedicó a trabajar fuera de casa, está obligado a proporcionar alimentos (gastos de manutención), tanto de los hijos habidos en el matrimonio, como del cónyuge que se quedó a su cuidado y/o al trabajo del hogar.

Incluso, aún cuando el régimen bajo el que contrajeron matrimonio, haya sido el de separación de bienes, en la mayoría de los Estados del país, el cónyuge que no tiene bienes propios o que teniéndolos, son notoriamente inferiores, también tiene derecho a una compensación, de hasta el 50% de los bienes que se hubiesen adquirido durante el matrimonio.

Para la determinación, tanto de la pensión, como de la compensación, el Juez debe tomar en consideración la edad y el estado de salud de los cónyuges; la calificación profesional y posibilidad de acceso a un empleo; duración del matrimonio y dedicación pasada y futura a la familia; colaboración con su trabajo en las actividades del cónyuge; medios económicos de uno y otro cónyuge, así como de sus necesidades; y otras obligaciones que tenga el cónyuge que proporcionará la pensión y la compensación.

En la práctica, es importante que las partes aporten las pruebas necesarias para acreditar ingresos; patrimonio; condiciones de salud; gastos; deudas, etcétera, a efecto de que el Juez conozca la realidad económica de la familia y decrete una pensión y compensación justa, tanto para el cónyuge que no ha trabajado y se ha dedicado al hogar, como para el que proporcionará dicha pensión y compensación, toda vez que se trata de que exista un balance y no haya abusos por parte de ninguno de los involucrados.

Desafortunadamente, en ocasiones hay cónyuges que ocultan ingresos para evitar el pago de pensión alimenticia, no sólo para el cónyuge, también para los hijos, e igualmente sucede lo opuesto, esto es, quien pretende que se le otorgue la pensión y la compensación, quiere quedarse con la mayor parte posible de los bienes y de los ingresos del que se dedica a trabajar.

Igualmente, el Juez está obligado a considerar que la persona que pagará la pensión, requiere de parte de sus ingresos para vivir y si existen otras obligaciones que tenga que enfrentar, como pago de créditos, la manutención de otras personas, como hijos que tuvo con otra persona o inclusive la manutención de los padres.

Es difícil establecer una formula, porque en este tipo de casos, deben considerarse las circunstancias particulares de cada familia y de cada uno de los individuos, tanto de quienes recibirán alimentos, como de quien los proporcionará.

Siempre recomiendo que la pareja trate de llegar a un arreglo, porque normalmente un Juez no tiene la cercanía suficiente respecto de las circunstancias de cada familia, sin embargo, cuando se pretenden abusos por una de las partes, siempre estará la autoridad judicial, para resolver este tipo de controversias, lo cual podrá hacer de manera más justa, si se le proporcionan y acreditan la mayor cantidad de elementos posibles, para que su decisión pueda ser apegada a las condiciones de cada familia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar