lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

30 May
Las voces de la violencia
Escrito por Karla Lara
Leído 972 veces | Publicado en Coach de Pareja
 
Valora este artículo
(1 Voto)

El comportamiento violento puede surgir del enojo, de la frustración o de una sensación de humillación. Su propósito puede ser defenderse, intimidar o controlar. Una buena forma de salir de un círculo de violencia es comprenderla para actuar de manera diferente.

Distintos estudios han encontrado que las personas violentas suelen tener patrones de pensamiento muy negativos, es decir voces que les llevan a tener comportamientos agresivos. Generalmente son pensamientos paranoicos, sensaciones de pérdida de control de algo o alguien, pensamientos recurrentes de no ser suficiente o no ser amados y en el otro extremo, una percepción de superioridad ante los demás.

Para que un acto de violencia sea perpetrado se requieren dos actores: por un lado el que ejecuta la acción y por el otro la víctima. Es fundamental comprender que ningún acto de violencia puede ser justificado y que la única forma de evitar que vuelva a ocurrir es darle al evento la justa relevancia para comprenderlo, trabajarlo y eliminar las voces y patrones de pensamiento negativos que llevaron al ejecutor a actuar de esa manera.

Se han identificado tres fases en el círculo de violencia. La primera fase es la acumulación de tensión, en donde los gritos, los disgustos y las peleas sobrepasan los niveles seguros. En la segunda fase ocurre el acto violento y en la tercera fase se da una reconciliación en la que la persona violenta promete que no volverá a suceder.

Lo más alarmante es que muchas veces las personas no se dan cuenta que están acercándose al círculo de la violencia porque consideran que ciertos comportamientos son ¨normales¨ aquí te presento cinco focos rojos a los que debes poner atención y dejar de considerarlos normales porque en realidad son la fase preliminar a un círculo de violencia:

1. Celos y control.
2. Humillación.
3. Manipulación.
4. Indiferencia afectiva.
5. Intimidación.

Si identificas que alguno de estos puntos es recurrente en tu vida entonces no guardes silencio ante esos actos. Acércate a familiares y amigos o busca ayuda profesional que pueda indicarte cuáles son las medidas que puedes tomar para mantenerte a salvo.

Recuerda que lo que detona el comportamiento violento son las voces internas del ejecutor y hay poco que puedas hacer para cambiarlas. La violencia necesita ser tratada por especialistas. No te expongas y pon límites. Recuerda que eres merecedor de amor y cuídate.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar