Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4849
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4426
26 Ene
Mitos del amor que tenemos que olvidar ya
Escrito por
Leído 3992 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Si a alguien le debemos echar la culpa de nuestro falso imaginario colectivo sobre el amor, es a los medios, al entretenimiento y por supuesto, la sociedad. Probablemente eso englobe todo y entonces nosotros nos hayamos convertido en fieles seguidores de los clichés románticos que el amor desencadena como ovejas que se acercan a la boca del lobo sin ningún tipo de cuidado.

Cada uno de nosotros camina ciego buscando esos pequeños detalles en otra persona que de pronto se conviertan en el mejor indicio de que hemos encontrado al amor verdadero y, ya que estamos a su lado, no hacemos más que comportarnos como un patrón lleno de incoherencias bastante similar al que alguna vez vimos en las cintas más románticas del cine.

Pero el amor es mucho más que eso, las parejas no son perfectas, nosotros no somos un producto televisivo que se comporta predeciblemente cuando nuestra pareja hace algo lindo o inesperado por nosotros. El ser humano, como dirían aquellos teóricos de las ciencias sociales, es cambiante, nunca estático, y por eso es tan difícil estudiarlo.

Alrededor del amor rondan diferentes ideas que damos por hecho pero que no se justifican con nada. Paulatinamente las experiencias y las verdaderas vivencias propias nos hacen darnos cuenta de que ese amor, el real, es bastante complejo, con matices que rondan entre el abismo gris y el paraíso rosa que alguna vez imaginamos. Nadie es perfecto, las relaciones son un caos y mar de sentimientos que nos convierten en personas inestables y sólo navegamos entre eso, entre lo que creemos saber y lo de lo que somos conscientes verdaderamente.

Muchos de nosotros sabemos lo que es el amor y cómo se siente: esa emoción, el estado de ánimo, la pasión y, en ocasiones, hasta la devoción que profesamos por nuestra pareja. Pero el amor no es sólo eso, el amor es tan complicado que se convierte en la más hermosa contradicción del mundo. Y ustedes, ¿aún siguen creyendo estos mitos del amor?


Se siente o no, no hay más

En realidad, todos somos capaces de querer mucho, poco o simplemente nada. Explicarle a otra persona nuestro estado de ánimo puede ser de lo más complicado, pero la verdad, el amor es tan complejo que por supuesto hay tonos intermedios entre aquello que muchos plantean sólo como blanco o negro.


Tener problemas en la relación significa que van a cortar

Los problemas también son síntoma de una relación madura y aquellos que logran solucionarlos sólo demuestran su seguridad, madurez y estabilidad. Esos tropiezos son capaces de hacer crecer una relación y llevarla a estados de éxtasis que antes no habían vivido. Todo se trata de balance y saber arreglar los problemas de manera inteligente.


Una relación corta es una pérdida de tiempo

De todo se aprende y tal vez en esos momentos te haya parecido que pasar el rato con alguien no tuvo ningún sentido; sin embargo, existen relaciones tan intensas que bastan un par de meses para que hayas vivido todo lo necesario con esa persona y cada quien siga su camino.


Tienes que conocer y experimentar más, no quedarte con tu primer amor

Un clásico mito moderno de vivir la vida antes de encontrar a la persona con la que te quedarás para siempre. ¿Y si la dejaste ir cuando terminaste con ella porque querías experimentar más? Hay parejas que se llevan tan bien, que encajan tan perfectamente, que pronto saben que no necesitan más porque esa con quien están completa su mundo y los hace plenos. Sin más búsquedas, complicaciones o resistencia.


Tiene que ser perfecto

Lo más hermoso y bonito nunca cabe en ese adjetivo casi en desuso. La perfección podría convertirse en sinónimo de la más grande farsa. Lo perfecto es estático y poco profundo. El amor se vive con todas sus imperfecciones y retos, porque cada vez que nos adentramos más en la vida de la otra persona, nos damos cuenta de esos pequeños detalles que no comparte con nadie, que le avergüenzan y que ahora guardamos como nuestros. Las discusiones fortalecen, los detalles profundizan y las inseguridades que en algún momento podamos tener por esa relación, se convierten en retos que debemos enfrentar para crecer.


Fijarte en alguien más significa falta de amor

Solemos sentirnos culpables cuando vemos a alguien más. Nuestros instintos nos incitan pero el amor nos hace permanecer con quien verdaderamente llena nuestro mundo. Fijarte en otra persona es completamente natural, todos lo hacen, no hay manera de evitarlo.


El sexo funciona entre dos personas que se aman

Tal vez por este punto muchas familias de los 50 eran tan infelices. El sexo es parte fundamental del amor, de las relaciones humanas. Si cuando están a punto de tener sexo se dan cuenta de que sus cuerpos no se imitan como debieran, que la pasión parece quedarse sólo en los besos y que parecen más torpes que dos patos intentando jugar, tal vez algo falte en todo el amor que tienen.


Sexo de reconciliación

Sin duda el sexo de reconciliación es de las mejores cosas jamás probadas, toda esa furia se transforma en algo completamente pasional; sin embargo, después las cosas continúan mal. Probablemente omitan el tema porque… qué más da, ya lo arreglaron; pero en algún punto, otro confrontamiento recordará el pasado.


Siempre debes ceder ante lo que el otro quiere

Es clásico escuchar que “el amor se trata de ceder”… pero ¿acaso eso no nos quita un poco de independencia mental. Si crees algo, defiéndelo a muerte, y si cedes para dejar que los ánimos se enfríen, nunca olvides lo que realmente consideras cierto. Ceder a veces está bien, pero si lo haces todo el tiempo te perderás en la inseguridad y el menosprecio de tus ideas.


Sólo puedes tener un verdadero amor

Escucharás que el primer amor es el único y verdadero. Si así fue, ¿por qué ahora no están juntos? Te volverás más exigente, disfrutarás nuevos amores y probablemente, después encontrarás un nuevo amor que de verdad te dé la plenitud que algún día creíste experimentar con la otra persona.


Estar con la persona correcta es un hecho de suerte

El más científico de nuestros puntos… en realidad, el peso recae en lo biológico: la compatibilidad genética y bacteriana con la otra persona debe ser casi completamente disímil para que la otra persona sea realmente correcta.


Conocerás al hombre o a la mujer de tus sueños

No existe nadie capaz de llenar la lista de detalles que imaginaste de joven. No hay nadie que piense sólo en ti las 24 horas del día y viva exclusivamente para cantar canciones y disfrutar del amor en cualquier momento. Sí, es una exageración, pero tampoco hay una persona que cumpla los patrones de conducta, estilo, personalidad y humor que, creíste, conjugarían al hombre o la mujer perfecta; sin embargo, sí habrá una pareja que se adapte a quien eres y con quien te sientas feliz y en plenitud.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar