lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

04 Abr
¿El sentido del Noviazgo en la Realidad Actual?
Leído 3351 veces | Publicado en Filósofo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Se puede pensar que el noviazgo es una relación especial. En ella, dos personas que se enamoran deciden compartir sus vidas. Pero limitadamente. El compromiso moral de entrega mutua se convierte en la idea de que uno y el otro son fieles, y así se comportan.

La confianza que priva en la relación entre los novios establece la condición de una entrega cuyo código de fidelidad es inmediato. Los que declaran que dan un paso más allá de la amistad participan de los beneficios de la confianza, el compromiso, el acercamiento, la entrega, el respeto. Pero a diferencia de los amigos que se exigen actos de reciprocidad con limitaciones, en el caso del noviazgo se da un paso adelante. Es decir, si los amigos dicen la verdad, los novios quieren decirse toda la verdad. Si los amigos buscan ayudarse, los novios se disponen a una ayuda constante (ellos están pendientes uno del otro). Si el trato entre los amigos permite que haya espacios de tiempo en los que no se ven, los novios necesitan verse con frecuencia). Si los amigos se entregan, los novios admiten que la entrega es física y espiritual. Los grados de demanda se intensifican. En ese sentido, el compromiso del que se habla en el noviazgo trasciende los simples requerimientos de la amistad.


Los novios se gustan. Hay un sentido estético que funciona como componente de la relación. Y ese gusto participa de la armonía en dos sentidos. Por un lado, los novios sienten que la percepción que tiene uno del otro se refiere a la belleza; por otro lado, el entorno donde ellos están es igualmente percibido como un entorno de ‘belleza’. Cabe mencionar el estado de gozo que los novios comparten deriva de que ellos se enriquecen al verse, contemplarse, besarse, tocarse.

La necesidad de aproximación que priva entre ellos es intensa. Lo que no ocurre precisamente con los que son meramente amigos.


Moralmente, la ética del noviazgo pasa por los valores de confianza y lealtad. Ambos valores dan lugar a la veracidad. Por eso, los novios son felices en la medida en que al amarse saben que al menos hay alguien que de forma incondicional es leal, confiable y veraz. Muchas relaciones constan de esos elementos, pero el sentido de adhesión a le ley del noviazgo enfatiza esos valores de forma relevante.


En el plano de la experiencia cotidiana las acciones que se realizan contienen un filtro dirigido a la dimensión del otro. Se necesita ver lo que se hace en función del Otro, que es ese otro que convierte toda acción en algo pleno de sentido. El propósito que se encuentra en el quehacer cotidiano de las cosas se torna un objetivo de vida en los novios. Eso no quiere decir que todo lo que hagan se realice en todos los casos de acuerdo al filtro. Pero hay un sentimiento de fuerza que emana de la sensación de que todo lo se hace complacería al Otro. Se escribe Otro para designar el hecho de que todos los actos remiten al pensamiento del tercero. Y eso solamente sucede entre los novios que se aman.


La diferencia entre noviazgo y amistad es enorme. Es cuestión de grado, de compromiso, de libertad y de valor. Los amantes dirigen sus intereses al goce carnal, y encuentran en sus momentos de encuentro un estadio de éxtasis libidinal que efectivamente puede presuponer el compromiso del noviazgo. Todos los amantes son novios; pero no todos los novios son amantes, no al menos en el contexto meramente sexual al que alude el término.


No hay estado más delicioso que descubrir que ese amigo o amiga es algo más que amigo o amiga. Que una pulsión empuja a esos dos amigos a necesitarse con una demanda poderosa. En ese momento el noviazgo se entabla. De palabra, por declaración (“¿quieres ser mi novia?”); de hecho, por actuación (siempre estamos juntos y nos necesitamos). Lo erótico del noviazgo abarca una gama de limitaciones y permisividades que solamente los que viven el noviazgo conocen. De lo que se trata en esta relación tierna es de dos personas que libremente se asocian para vivir con más intensidad su amistad. Crecen, se enriquecen, fusionan sus almas.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar