lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

31 Oct
¿Cómo comunicar lo que me gusta?
Escrito por Margarita Szlak
Leído 659 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

El amor de pareja está condicionado desde o cultural, lo social, lo histórico: Veamos qué quiere decir esto.

El amor es un sentimiento tan antiguo como la humanidad. En todas la épocas los seres humanos han dejado vestigios y múltiples registros del amor entre las personas, a través de la cultura, desde los libros sagrados, textos filosóficos , poemas épicos tragedias , comedias novelas como así también tradiciones orales etc.
Pero si en algo tenemos certeza es que el amor en la relación de pareja necesita una buena comunicación entre sus miembros, aunado al respeto, diálogo, confianza, cercanía, escucha sincera y amena.

Es muy importante llegar a casa luego de un día de trabajo o bien esperar al marido o a la esposa con buena predisposición, y si se puede con una sonrisa… poder estrecharse con un abrazo de “oso”, mimarse, pues este simple acto permite la descarga de afecto que en muchos casos satisface una gran necesidad emocional de la pareja.
Sería bueno recordar que la armonía de la pareja es un puerto de destino y no de partida, es decir es producto de un quehacer en conjunto.
Pero qué ocurre cuando este acto simple o el “toque” físico que tiene tanto significado deja de dase en la pareja?

Debido a la existencia de conflictos , que producen ese simple distanciamiento se puede empezar a sentir que ya no le gusta a su pareja, se puede experimentar inseguridad emocional hacia la relación o sentir que la relación se está desmoronando o acabando.

Tenemos que comprender que la existencia de conflictos no significa necesariamente desamor, de la misma manera que la armonía en la pareja no es consecuencia exclusiva del amor.

Es en todo caso el resultado de la capacidad de las personas para resolver conflictos y asumir la responsabilidad en la dinámica de intercambio. Esto contribuye al desarrollo de mayores capacidades de cada uno y preserva de riesgos al ser amado.
Vamos a convenir también en que las exigencias de “pruebas de amor” mediante “entregas” incondicionales no compartidas poco tienen que ver con el amor.
Cuando se produce ese mentado distanciamiento uno tiene que atreverse, atreverse a hablar y a comunicarse, para permitir develar en conjunto lo que pasa en el “aquí y ahora” sin quedar prisioneros de ilusiones inalcanzables pues es así como uno /a se pierde o se mutila a sí mismo.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar