lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

06 Ene
¿Cómo desintoxicarme de una ruptura sentimental?
Escrito por Manuel Hernandez
Leído 2283 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Hoy en día recibo con frecuencia "jóvenes adultos" de un promedio de edad entre los 25 y 40 años. En gran medida, el motivo de consulta está relacionado con su vida sentimental. Unos porque quieren encontrar una pareja estable, otros porque tienen dificultades con su pareja actual (celos, control, violencia, etc.) y unos cuantos más porque los han lastimado y temen volver a involucrarse, o mejor dicho, a entregarse y confiar. 

Según estudios realizados por el Dr. José de Jesús González Núñez, el incremento en las tasas de divorcio en México ha crecido significativamente: de cada 100 parejas que se casan, el 20% terminara divorciándose antes del año de matrimonio.

Seguramente tú, que estás leyendo este artículo, podrías estar muy de acuerdo en que cuando nos enamoramos por primera vez, lo hacemos todavía con la ilusión y la inocencia de un niño pequeño. Es decir: creemos que todo es mágico y maravilloso; nos entregamos de manera genuina y sin reservas; confiamos plenamente en la persona con quien estamos.

Lamentablemente no todo es color de rosa, como lo pintan los cuentos de hadas. En muchos de los casos, el primer descalabro amoroso duele mucho y deja una huella que predispone a volverse a enamorar "ciegamente". No es gratuito que canciones con letras como: "No me vuelvo a enamorar, totalmente para qué, Si la primera vez que entregue mi corazón me equivoque..." hayan tenido, y sigan teniendo gran éxito.

Es posible que cuando una persona fue lastimada varias veces o gravemente, después esté predispuesta o ponga ciertas barreras, lo cual es una ventaja y una desventaja al mismo tiempo. Ahora explico porque:

El aprender de un "fracaso" amoroso puede ser muy útil si analizamos los porqués de ese tropiezo tan doloroso y entendemos que de eso se trata la vida, de aprender, de crecer con cada experiencia.
Cuando una persona resiste y tolera el dolor tan fuerte de una ruptura sentimental y se recupera, no se deja derrotar por lo malo, lo feo, difícil o angustiante. Consigue sacar de su "corazón" lo lastimoso de esa relación y se pone en pie nuevamente, aprendiendo de todos los momentos juntos; usa sus habilidades para salir de ese estado y aprovecha la experiencia en su beneficio, absorbiendo lo bueno de cada cosa y en su momento exprimiendo las emociones negativas, ¡para poder crecer!

Así se mejora y amplía la visión del verdadero significado de una relación sentimental y las implicaciones de una vida en pareja.

La desventaja viene cuando se hace todo lo contrario y permitimos que un tropiezo amoroso nos lleve a predisponernos a vivir una nueva experiencia cobrando la factura a la nueva persona que llega a nuestra vida. Lo terrible está en ver el amor como algo donde se sufre, donde te lastiman, algo inexistente. Ahí es cuando las relaciones pueden volverse tóxicas.

Evidentemente no es la única forma. Una relación también es tóxica cuando:

1. Se pretenden borrar el recuerdo de una pareja anterior.

2. Se pierde el equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe.

3. Responsabilizas a tu pareja de tus sentimientos.

4. Te conviertes en padre o madre de tu pareja.

5. Comparas a tu pareja con ex parejas.

6. Cuando eres infiel.

Las personas que son exitosas en su vida profesional llegan a la cima por la determinación que tienen para alcanzar una meta. Le dedican muchas horas a esos proyectos; se preparan, se documentan, se asesoran; cuidan cada detalle; lo intentan una y otra vez hasta conseguir el resultado. Una relación de pareja también es un proyecto de vida que requiere lo mismo. Pero nadie nos enseña a trabajar de igual forma y nadie nos guía para lograrlo. Así que nos toca a nosotros hacernos cargo de esa tarea tan ardua. Así que ¡a trabajar en nuestro proyecto de pareja!


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar