05 Feb
¿Cómo mantener una relación fuera de la monotonía?
Escrito por Lolita Montilla
Leído 354 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Tanto las personas como las parejas requieren de un equilibrio entre una rutina y un ambiente cambiante para sentirse estables y entretenidos a la vez.


Cuando se es soltero y se tiene una pareja a manera de noviazgo pareciera ser más sencillo lograr ese equilibrio. Cada uno vive en su casa y desarrolla sus propias actividades ya sean de estudio o laborales, momentos en familia, al igual que actividades recreativas de manera individual como el ejercicio físico y salir con los amigos de uno mismo. Durante el noviazgo, suelen compartirse salidas en pareja solamente, pero también con el grupo de amigos de ambos, paseos y / o viajes. Dependiendo del gusto de ambos pueden compartir lecturas, juegos de mesa, una actividad filantrópica, el cine o teatro, videojuegos, cocinar, salidas a antros, bares, actividades deportivas o visitas culturales.
Generalmente la etapa de noviazgo suele ser versátil y puede sostenerse así incluso cuando viven juntos o deciden casarse. Pero parece que las cosas sufren una metamorfosis cuando llegan los hijos o cuando pasan los años o cuando los hijos son adolescentes o cuando se casan o cuando se llega a la tercera edad.
Lo primero que las parejas deben comprender es que cada etapa de la pareja tiene sus peculiaridades y que la pareja se construye SIEMPRE, no puede darse por sentada y mucho menos debe “deshecharse” porque se han distanciado o se sienten aburridos.
Muchas parejas se preguntan ¿qué nos pasó? “Solíamos tener una vida divertida, interesante, compartíamos, podíamos tener largas y gratas conversaciones”. ¿Será que se nos acabó el amor? ¿Encontraré a alguien más interesante? Mi pareja solo sabe hablar del trabajo o solo habla de los bebés/niños. Estas son inquietudes muy frecuentes, que si no se piensan y se trabajan, suelen desembocar en separaciones dolorosas y permanentes, que se tornan aún más complejas cuando hay hijos de por medio.
Lo primero que la pareja debe tomar en cuenta es en qué etapa del ciclo vital de la pareja y/o familia se encuentran para poder generar expectativas realistas que permitan brincar dichos momentos y lograr el objetivo. No se puede esperar lo mismo cuando se esta en la etapa de crianza, que cuando la pareja lleva 15 o 20 o 40 años de casados. No es lo mismo si la situación financiera es confortable o si hay dificultades económicas o si se presenta alguna enfermedad.
A pesar de las dificultades que la vida inevitablemente va presentando, siempre es posible rescatar el vínculo, volver a hacerlo interesante y ameno.
Lo primero que debe haber es consciencia de un malestar en la pareja. Lo segundo es un interés genuino, amoroso y de compromiso para trabajar por un cambio, porque la pareja siempre es de dos. Lo tercero es establecer una comunicación sincera y expresar el deseo de estar mejor sin que se transforme en reclamos o búsqueda de culpables. Eso no será útil, lo verdaderamente útil es tener las ganas de reencontrar el misterio, de compartir momentos y para ello se necesita que sean respetuosos y creativos. La palabra creativo es importante porque implica resolver el problema más allá del dinero, del tiempo y de la flojera.
¿Cómo? Poder tener una crítica constructiva para comprender en qué circunstancia y momento cayeron en una monotonía sin sentido y aburrida. ¿Cuáles son sus gustos e intereses al momento de este análisis? ¿Qué intereses o actividades siguen presentes en ése momento de sus vidas?Empezar realistamente a encontrar un tiempo y un espacio para estar juntos haciendo algo que resulte agradable para ambos. Puede ser una actividad que involucre la acción (Algún tipo de ejercicio, un paseo, reanudar las salidas al cine, etc). Pero entonces, deben buscar un momento fuera o dentro de casa donde puedan volver a comunicarse sus ideas, aquí es trascendental escucharse y realmente interesarse por el otro. Hay que tener mucho cuidado en no caer en la trampa de la comodidad y entonces mejor quedarse a ver la TV o las series en la casa. Recordemos que la vida actual promueve sin darnos cuenta el aislamiento. Si se dejaron de lado el grupo de amigos, rescatarlos en pareja y combinarlos con actividades solo entre los dos.
Y ¿el sexo? También hay que salir de la monotonía y buscar juntos cosas nuevas (consensuadas). Generalmente se hace un círculo virtuoso, si mejora el sexo, el vínculo se vuelve más cercano y permite desatorar esa monotonía. Si se desatora la monotonía, suele impactarse positivamente en la actitud que desemboca en la aburrida cotidianidad. Cuando hay hijos, también pueden incluirse en actividades diferentes, pero en familia que les resulten divertidas.
Esto puede resolverse solo entre la pareja, pero a veces algo impide que a pesar del deseo se pueda transformar ese horrible sentimiento de monotonía, distancia y aburrimiento. ¡OJO! NO se den por vencidos! Crean en que se puede lograr! Busquen ayuda con un terapeuta de pareja, lean libros serios que los inspiren, SI FUNCIONA y lo mejor es que si lo logran una vez, podrán volverlo a conseguir cuando vuelva a pasar.
Siempre hay que tener deseo, esperanza y confianza en el vínculo que alguna vez los llenó tanto.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar