02 Dic
¿Por qué las personas somos adictas a tener la razón?
Escrito por Fabio Valdes Farrugia
Leído 275 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Para empezar tendríamos que definir qué es “tener razón”, ya que la mayoría de la gente lo único que ve es que su forma de ver el mundo es la correcta y los demás son los que están equivocados, desde esa perspectiva, más que tener la razón, están hablando de cómo el mundo ES.

Han tenido experiencias que lo corroboran, tienen amigos que tienen las mismas experiencias, vaya para ellos/ellas es LA REALIDAD. 

Esto se debe a que como tenemos creencias de cómo es el mundo, nos la pasamos corroborándolas. Por eso ocurre que la persona que cree que los hombres son infieles, lo tiene bastante corroborado (le han puesto mucho el cuerno). Aquí la dificultad radica en que para poder empezar a querer dejar de tener la razón, primero necesitamos ver que en realidad nos estamos resistiendo al dolor que da haber vivido con nuestras creencias limitantes. 

Retomemos por un momento el ejemplo de la personas que creen que los hombres son infieles e imaginemos por un momento que se trata de una mujer heterosexual, imagina lo triste que debe de haber sido crecer con esta creencia, donde elegía o se topaba con los hombres que  efectivamente lo fueron y donde se relacionaba mujeres que tuvieron vivencias similares. Vivir en un mundo así no es para nada lindo y darte cuenta que tú “creaste ese mundo” es muy doloroso. Sin embargo vivir ese dolor es la forma en la que podemos ir más allá de esta creencia y ver cosas que antes no veíamos.

Así que la siguiente vez que veas a alguien peleando por “tener la razón” quizás puedas tener la compasión de que él/ella ve el mundo de esa forma y quizás con esta compasión puedas acompañarlo a dudar de que el mundo es así o, en el peor de los casos, aprender a ser empático y respetuoso con él.

Nos leemos pronto.

Fabio Valdés Farrugia


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar