Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 5361
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 114
03 Ago
Fui infiel...¿Cómo reparo el daño que le hice a mi pareja?
Escrito por Manuel Hernandez
Leído 5995 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(2 Votos)

Que tema tan polémico no?, y se vuelve polémico desde el momento en el que sabemos que social y moralmente vendrán muchos prejuicios al respecto.

Si eres hombre no te bajaran de patan, por no en listar una serie de descalificativos en donde la conclusión será: así son los hombres! Todos son unos infieles! Machos y mujeriegos! Con tal consigna parece que ningún hombre seria capaz de arrepentirse o reivindicarse. Si eres mujer la cosa se complica aún más, porque indistinto a que la sociedad ha venido modificando ciertos paradigmas en torno a la cuestión de género y otros temas revolucionados, es un hecho que si una mujer le es infiel a su pareja de mujersuela, zorra y otros descalificativos mas fuertes no la bajarían.


Y entonces ademas del gran dolor y el gran vacío que se vive cuando se descubre que fuiste infiel a tu pareja, se tiene que enfrentar no solo la reacción de tu pareja que por supuesto puede ir desde la desilusión, el enojo, el odio, el resentimiento, el deseo de venganza hasta la decisión de finiquitar la relación. Sino también se enfrenta una serie de prejuicios y críticas de las personas que les rodean en sus círculos más cercanos. Que difícil situación, no crees?
La infidelidad es un tema por demás escabroso y doloroso, tiene muchas aristas y quien ha estado en una situación así, sabe el infierno que se vive cuando amas a tu pareja y entras en este terreno.


Aquí en la página de infidelidad he mencionado que la infidelidad es un rompimiento o una tradición al pacto de exclusividad, he dicho que es el síntoma de una crisis en la relación y he expuesto que tiene una función psíquica para algunos que tienden a repetirlo una y otra vez. Pero también es una decisión! No es lo mismo ser infiel una vez, es decir, el típico caso en donde en un viaje de trabajo conoces a alguien y tienes una aventura con esa persona o algo por el estilo a tener una relación paralela por un tiempo mayor a seis meses. En esta última ya hubo tiempo de pensar las cosas.


Así como es difícil para ti lector no sentirte juzgado, es difícil para mí darte elementos que sirvan de ayuda en donde te confronte y te ayude encontrar un alivio sin dejar de lado que mi postura es completamente imparcial y que no estoy a favor del infiel, ni de la persona eengañas o de aquella persona que vino a jugar rol de la o el amante. Justo porque comprendo que juzgar una situación desde afuera sin tomar en consideración todos los elementos que se ponen en juego en las historias, personalidades y circunstancias de las partes actoras seria un error. Y porque soy un convencido de que aquellas personas que de manera genuina se arrepienten de haber incurrido en una situación así, si se lo proponen pueden (con mucho trabajo personal) reparar el daño y quizá recuperar la confianza que su pareja tenía en ellos. Por ello tratare de ser muy cuidadoso en las ideas que estoy planteando y las que vienen a continuación.


El primer paso para reparar el daño que se causa con una infidelidad es trabajar con uno mismo, hacer una introspección profunda que nos lleve a comprender Qué pasó?, Porque paso?, Cómo pasó? Que elementos se pusieron en juego de mi personalidad, de mi historia, del tipo de vínculo que tiendo a establecer?, Fue acaso un tema de inmadurez emocional? Fue resultado de una crisis personal o de la relación? o que aspectos a nivel inconsciente se pusieron en juego para que todo esto ocurriera?.


El segundo paso es trabajar en el perdón hacia a ti como individuo, ya que la culpa, el remordimiento y evidentemente todos los reclamos que tu pareja hizo te pueden dejar muy malparado y con el gran riesgo de tolerar y aceptar condiciones o tratos en la relación que en ningún sentido son sanos, ya que de permitirlos, estarías permitiendo que venga un atentado en directo contra tu integridad y tu dignidad personal. El hecho de que hayas cometido un error no le da derecho a ninguna de persona de venir a lastimarte, devaluarte y mucho menos maltratarte. Se vale que tu pareja este enojada, resentida y desilusionada, pero eso, insisto, no le da derecho a agredirte.


El tercer paso, es trabajar en tu relación buscando aprender de todo lo ocurrido y de lo que a ambos los llevo a una situación así, aquí será clave que si tu pareja decidió darte una segunda oportunidad, tenga muy claro que el proceso que viene implicará mucho trabajo personal y compromiso mutuo, además de madurez para replantear asertivamente expectativas, acuerdos y los modos o las formas en las que habrán de resolver los problemas o conflictos que vengan en lo sucesivo. Por ejemplo, la tarea mas ardua que tu tendrás que realizar es, que con hechos concretos ayudes a que tu pareja recupere la confianza en ti! Y a tu pareja le toca la ardua tarea de trabajar en perdonarte de manera genuina para que no traiga a colación el tema de la infidelidad cada que haya una discusión entre ustedes.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar