lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

13 May
Qué hacer cuando la relación no funciona.
Escrito por SAMAK
Leído 65 veces | Publicado en Psicólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Comenzaremos por definir el motor de la unión de una pareja. De acuerdo a Lavaniegos, en nuestra visión pentadimensional, una parte constitutiva del ser humano que es el homo symbolicus, integra la dimensión Homo erotikus, donde la búsqueda del amor se debe convertir en el motor más importante del individuo y la sociedad.

Platón en El Banquete nos habla de la búsqueda de la otra mitad, el individuo tenía 4 pies y 4 manos, y fue dividido, desde entonces buscamos esa otra mitad. Así el amor se convierte en el motor y a la vez el fin. 

Para los griegos hay cuatro tipos de amor: Eros, storgé, philia, ágape:
Eros: Es la forma idealizada del amor, tiende a no durar mucho, es el éxtasis del comienzo de la relación. Es un amor condicionado donde el amor y la pasión física son el motor.
Storgé: Es un amor que se construye mediante el conocimiento del otro, es como el amor entre amigos íntimos o entre familiares. Requiere de compromiso.
Philia: Es el que se siente por la humanidad y el género humano. Conlleva lealtad y compartir mutuamente. Afecto de amigos.
Ágape: Es un amor incondicional, un amor que nutre, es compasivo, atento, cuidadoso y amable. Encuentra placer en el dar desinteresdamente.
Si nos enfocamos en el amor que lleva a una pareja a unirse, éste es el eros, donde la razón por la cual se unen dos personas, en origen es una necesidad instintiva de trascender, en este caso es a través de la procreación para prolongar la especie. Este es un tipo de amor concupiscente cuyo motor es la pasión, donde deseamos poseer a otro de forma instintiva para que nuestra semilla fructifique generando a un nuevo ser.
Siempre estamos buscando amor, aunque cada quien tiene formas diferentes de manifestarlo, siempre estamos buscando a ese otro, y comenzamos buscándolo afuera, al irlo comprendiendo afuera, en realidad nos vamos amando y comprendiendo adentro, comenzando por amarnos a nosotros mimos. La pareja, principalmente es un proyecto de uno mismo, debe verse como un símbolo que está siempre indicando las áreas de cambio en la perspectiva de vida.
Primero, entonces, tenemos a este amor que está afuera de nosotros, ya sea una pareja o la humanidad incondicionalmente, pero tenemos aún 2 formas más de amor: el amor a uno mismo y el amor universal o a la Divinidad que es la extensión del amor.
Regresando al amor de pareja, el primer punto y más importante en la relación es que se debe definir la meta de la relación, ya sea un encuentro sexual, simplemente conocerse, una amistad o se busca intentar llegar a un amor más formal. Esto debe estar muy claro.
Cuando se tiene un interés común en establecer una relación de pareja más formal, la mujer debe poner las condiciones en la etapa del cortejo, es donde se fundamentan las reglas de la relación en la psique profunda del barón. Si la mujer permite que el hombre salga con otras personas desde aquí, es muy difícil cambiar los términos, es la energía de inicio que marca el rumbo de la relación. La mujer debe conocerse lo suficiente y estar lo suficientemente empoderada como para definir qué quiere y bajo qué términos.
Para llegar a ellos, debemos conocer la información que arrojó un estudio: El 100% de los hombres abusa de las mujeres, en diferentes aspectos y medidas, pero siempre hay un abuso, la mujer debe estar muy atenta y no permitirlo desde un principio.
Cunado se está en el periodo del conocimiento del otro y si se busca una relación formal, es fundamental que además de haber atracción para cubrir el amor erótico, haya afinidad de un proyecto de vidas y de valores, si esto no existió desde un principio, es muy difícil que se supere con éxito esta etapa y la pareja se separe.
A nivel mágico te diría, si el amor más bien fue pasión y ya no lo hay más, pues lo mejor es dejarse.
Pero si aún hay amor más maduro, es decir hay un storgé, hay de verdad una integración mayor, te recomiendo ir a terapia y replantear las reglas de la relación.
Si lo que quieres en una buena relación es superar esos obstáculos cotidianos que deben seguir la proporción de 5 a 1, es decir, por cada 5 cosas buenas, hay una mala; entonces aquí te doy unos tips para avivar y mantener la pasión y estabilidad:
- Utiliza el aceite de balance o lavanda para tranquilizarte, se unta como perfume tres veces al día.
- Utiliza en difusor pachuli y rosa para avivar la pasión
- Pon una vela que vaya de rojo a rosa y ponle dos corazones entrelazados pidiendo y visualizando que están de maravilla, ponle miel para endulzar la relación.
- Pon una planta de lavanda debajo del colchón o la almohada o una gota de lavanda en la almohada para fidelidad.
- Pon dos escobas debajo del colchón amarradas, a cada una le vas a poner algo de cada uno de ustedes, un cabello, un pedazo de prenda o algo, esto es para que haya pasión y unión.
Sin magia no hay amor, todas las relaciones deben tener su toque de magia, la magia es el movimiento, no se toca ni ve, es una llama que se aviva con la creatividad. Cuidar del amor es cuidar de tu vida y de ti mismo. Encuentra diariamente algo que mejorer tu relación de pareja.

Más hechizos en “El diario de una bruja”, sígueme en facebook en Samak Oficial.

 

Más en esta categoría: « ¿Como manejar un conflicto?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar