lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

01 Jul
¿Cómo iniciar el erotismo con mi pareja y no buscar fuera de casa?
Leído 1594 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(5 Votos)

El erotismo por un lado tiene una fuente biológica que es como el hambre, y al igual que ésta cíclicamente avisa a nuestro cerebro la necesidad de satisfacción, una vez lograda la misma hay un periodo de tranquilidad y después de un tiempo gradualmente va apareciendo nuevamente, el hambre con la cultura adquiere la cualidad de apetito, de modo que ya no solo se requiere ingerir alimento para aplacar el hambre, sino que nuestro pensamiento elabora en la imaginación diferentes platillos con que satisfacer dicho apetito, ya no solo requerimos saciar el hambre, ahora se buscan alimentos que gratifiquen un paladar exigente que desde nuestra mente demanda; nuestras comidas preferidas, por sus específicos estímulos al gusto, hasta platillos gourmet que han de satisfacer las preferencias mas sofisticadas.

Sirva el ejemplo anterior para comparar; cómo; el instinto sexual se convierte en erotismo. Así, el deseo sexual en su forma mas burda, es solo una exigencia de desahogo de la tensión sexual, si la persona tiene un desarrollo personal y cultural adecuado, entonces su tensión sexual se convierte en un apetito erótico que estimula nuestra mente para crear fantasías, en donde, a manera de ensayo, creamos escenarios donde se llevan a cabo los mas gratificantes encuentros eróticos, con él o la compañera mas sensual, complaciente y gratificante del mundo. En la fantasía podemos crear diferentes formas, y llevar a cabo los actos más eróticos y sensuales, imaginando encuentros eróticos de gratificación sexual increíble.

Casi siempre, este tipo de actividad psíquica adquiere un fuerte empuje en la época adolescente, y podemos observar en chicos y chicas la inquietud por la pareja y la posibilidad de gratificación eróticas, que va desde recibir o dar una caricia o un beso hasta un encuentro erótico pleno, con sus prolegómenos de romanticismo y seducción que están continuamente presente en sus mentes.

Si una persona se permite un contacto con sus sensaciones y con sus pensamientos eróticos, que son parte de un desarrollo normal, pronto descubre que la actividad autoerótica, léase masturbación, le permite; descubrir, conocer, jugar y desarrollar su capacidad para el erotismo. Dicha practica le va a permitir; crear escenarios, situaciones anticipatorias de un erotismo mas maduro y especialmente estar preparado/a o receptivo/a para cuando la realidad le ofrezca, la oportunidad de compartir el erotismo en pareja. Así la persona estará preparada para reconocer y reaccionar adecuadamente ante una propuesta erótica, será capaz tanto de rechazarla, si no es una propuesta “adecuada”, es decir; si no corresponde o se aproxima a lo que previamente ha creado en su mente. Podrá aceptarla, si se reúnen las condiciones adecuadas, e incluso si la realidad no le proporciona la oportunidad; buscarla o crearla activamente.

De modo qué, en este punto del recorrido llegamos a la capacidad de crear y decidir: el qué, cuándo, dónde y con quién de un encuentro erótico. Es decir, estaremos preparados, porque nos conocemos lo suficiente para saber; que queremos, que nos gusta, como nos gusta y que tipo de satisfacción erótica es nuestra favorita. Seremos capaces de reconocerla y hablar de ella, y estamos listos para recibir o hacer las propuestas adecuadas, así mismo, sabremos bien el; con quién. Si llegamos hasta aquí, podremos encontrar a la pareja adecuada, con quién; podamos entendernos en el plano erótico, es decir, que tanto en; el decir, como en; el hacer encontremos compatibilidad y mas aun podamos compartir el disfrute erótico en pareja y a partir de ahí desarrollarlo juntos, y por último, como resultado de esta praxis erótica y de la comunicación adecuada de la pareja; tener la certeza de; el dónde, que puede ser tan diverso y divertido como la pareja lo determine, podrán decidir si su practica erótica la llevan a cabo ya sea en la intimidad de un habitación en privado, hasta hacer el amor al aire libre, con todas las variantes que se les ocurran.

Para sostener una relación erótica satisfactoria, no sólo es necesario haber desarrollado un erotismo personal adecuado y suficiente; sino tener la capacidad de generar fantasías, crear los escenarios de la gratificación erótica con nuestra pareja y compartirlas con ella.

Si esto no ocurre y las experiencias sexuales son repetitivamente frustrantes e insatisfactorias; porque nuestro erotismo no logra la satisfacción adecuada, porque el juego erótico no se da en la pareja como lo imaginamos, porque simplemente no podemos hablar del tema, ya no digo compartir nuestras fantasías y crear fantasías eróticas conjuntas, sino simplemente abordar el tema porque se convierte en tema tabú.

Entonces; así como el hambriento empieza a pensar obsesivamente en comida y hasta alucina todo tipo de alimento; quien está frustrado sexualmente creará diferentes fantasías y una de ellas será suplir o cambiar de pareja sexual, aunque lo mas probable es que sea una sucesión de encuentros fallidos y permanecerá en la insatisfacción sexual porque el erotismo para desarrollarse requiere práctica y tiempo con una pareja con quien tengamos o con quien podamos crear una compatibilidad erótica, de otro modo, a menos que el azar y la suerte se conjunten y hagan el milagro de encontrarnos con una pareja compatible, lo que será tan probable como sacarnos la lotería, se buscara en algún lugar aquello que falta en casa, que es la satisfacción erótica. Cuando se crea la satisfacción erótica en casa, las fantasías eróticas florecen en casa y no parece que el jardín del vecino o la vecina están más verdes y el mismo vecino más deseable. De modo que la recomendación es conózcase a usted mismo y después desarrolle una comunicación con su pareja que permita el compartir fantasías y anticipar los escenarios de su intimidad y práctica erótica. Si la comunicación es difícil o tiene una vida sexual insatisfactoria busque ayuda antes de que ud. o su pareja se descubran con otra pareja, buscando lo que no encuentran en casa.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar