31 Oct
¿Hasta que punto son normales los celos?
Escrito por Jeannette Raifer
Leído 367 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Los celos, son una emoción que surgen ante la necesidad de poseer en exclusiva a la persona amada y aparecen ante el temor, real o no, de su pérdida. Son sentimientos que surgen no sólo con la pareja sino también entre hermanos, compañeros de clase, amigos.


El celar puede ser una manifestación de amor y pueden ser positivos si se respetan las pautas de la pareja. El problema aparece cuando la persona celosa se considera desde una minusvaloración: “soy menos guapa/o”, “soy menos interesante” … y más, por sentirse como una persona menos segura y desconfiada. Son personas que requieren de muestras de cariño y aceptación constante, su estado de vigilancia es constante con la finalidad de asegurar dicha fidelidad.
Es frecuente que el celar sea considerado como un signo de inmadurez y es interesante lo que plantea la psicóloga Felicitas Heyne en una entrevista para la revista Vanidades: “la opinión generalizada es que en las relaciones no debe de haber deseos de propiedad y que quien confía en su pareja no tendría por qué temer por la seguridad de la relación. Sin embargo, a los expertos esta idea les parece bastante ridícula. ¿Los celos están inscritos en nuestros genes? Asegura la experta. Desde el punto de vista de la evolución, tienen una función importante para los dos sexos: los hombres cuidan la fidelidad sexual de sus mujeres para estar seguros, al menos en parte, de que sus descendientes sean realmente sus hijos biológicos. A las mujeres, por su parte, les interesa que sus parejas no se diviertan con otras y no las dejen solas con sus hijos en común. Por eso, según la especialista, cierto grado de celos es completamente normal.”

Los celos en sí, son emociones normales en todos los seres humanos, la problemática se presenta cuando se vuelven patológicos ya sea dada por la conducta de la pareja, por inseguridades de uno de los miembros de la diada. Más también son un motor para no perder el deseo de verse mejor y de estar atento a las necesidades de la pareja.
Recuerden que: “ser pareja, es tomar en cuenta al otro”.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar