09 Feb
¿Por qué buscamos pareja?
Escrito por Jeannette Raifer
Leído 325 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Hace millones de años, la poligamia era la manera de relación entre los seres humanos, los varones se encargaban de la alimentación y las mujeres a criar los hijos, a ser recolectoras y ambos géneros tenían la libertad sexual. Más a raíz de la necesidad del cuidado de los bebés poco a poco fueron especializándose en las funciones manteniéndose la poligamia, dado que los conceptos de familia, pareja y fidelidad no estaban establecidos aún.


Más en la medida que nuestros antepasados enfrentaron la necesidad del cuidado de las crías, el varón asume una función de protección y cuida tanto a la hembra como a su cría, iniciándose la monogamia, y la definición de tareas.
Posteriormente, los grupos humanos desarrollan lenguaje y se asientan, son agricultores y criadores de ganado, por lo que requieren de un orden social, aparece la pareja, dado que de esa manera se tiene la certeza de hijos a quiénes heredar tierras y bienes.
Posteriormente, se requerían muchos soldados y por ello en muchas civilizaciones el matrimonio como parte de una civilidad era obligatorio, para tener muchos hijos y por ende muchos soldados. Así, el matrimonio se estableció como un contrato entre padres con la finalidad de obtener recursos, linajes y más; la mujer era fiel, más el hombre podía encontrar el placer con las cortesanas, concubinas, viudas y otras que no tuviesen marido. La esposa tenía la obligación de la descendencia y manejo del hogar.
Durante la Edad Media y en nuestro mundo occidental, el Cristianismo determina que el matrimonio es para toda la vida y que este vínculo no se podía romper. La sexualidad sólo servía para la concepción de hijos más no para el placer por lo cual la fidelidad es una obligación para ambos conyugues. Amor y matrimonio desvinculados, más en el siglo XII, el amor es idealizado de tal manera que se permitía en algunas sociedades amar fuera del matrimonio, para el varón la mujer tenía que ser fiel.
Costumbres que se siguen manteniendo en gran parte de nuestra sociedad, más a raíz de cambios sociales a mediados del siglo pasado, tanto hombres como mujeres buscan el poder elegir a sus parejas y aparecen las primeras muestras amorosas entre las parejas e inicia la importancia de la Familia como grupo social base de nuestra sociedad.
Por los años 60’s,70’s, y a raíz del descubrimiento de la píldora anticonceptiva la mujer inicia con movimientos transformadores, descubre su sexualidad, la familia deja de ser necesaria para tener o no tener hijos, el hombre ya no es la cabeza de familia obligada, la mujer empieza a trabajar fuera de casa, se independiza y ello trae modificaciones importantes tanto sociales como familiares.
La sensación de “quedada”, es un resabio del pasado, el no ser “elegida” sigue un patrón de “lo que se debe hacer”, y muchas personas continúan viviendo bajo ese modelo social, lo cual es sólo un referente social.
Más porque se quiere una pareja? Son muchos los motivos, por compañía, disfrute, crecimiento y más. Una pareja es saber tomar en cuenta “al otro”, sino se logra no se es una pareja como tal.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar