05 May
Adicción al sexo
Escrito por Jeannette Raifer
Leído 4505 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(2 Votos)

La adicción al sexo o sexo compulsivo se refiere a determinadas conductas repetitivas y de carácter forzoso dirigidas a mantener relaciones sexuales, preferentemente con parejas distintas, con el fin de satisfacer un intenso y frecuente deseo sexual. Con frecuencia es negada en nuestra cultura, la adicción al sexo se minimiza en un afán de diluir el sufrimiento que vive el adicto o su familia.


“La adicción sexual al igual que otras adicciones, se manifiesta por un patrón de descontrol en la conducta sexual, alternados con períodos de relativa calma” (adicciones.org 2014). Se caracteriza por pensamientos obsesivos y fantasías sexuales, los cuales hacen su aparición en el afán de aminorar la ansiedad provocada en la persona por los problemas a los que la vida diaria le enfrenta.


Con frecuencia se ve, a quienes la sufren, presentar conductas de negación, justificación y racionalización similares a los patrones de comportamientos de otras adicciones. Para estas personas el deseo de mantener relaciones sexuales es demasiado frecuente y ocupan gran parte del día y de la noche para su logro, así su vida laboral, familiar y social es significativamente interferida.


El adicto al sexo, es una persona que mantiene una actividad sexual excesiva, promiscua e incontrolada. Los síntomas principales de esta adicción son:


1.- Problemas de control de impulsos, de concentración.


2.- Búsqueda compulsiva de satisfacción sexual, resuelta en el momento, sintiendo culpa posteriormente por la relación vivida.


3.-Persistencia en su conducta a pesar de las consecuencias negativas.


4.-Pensamientos obsesivos y constantes acerca de temas sexuales.


5.- Dificultad en el control del impulso sexual.


6.- Promiscuidad evidente, oculta mediante engaños, mentiras, etcétera.


7.- Búsqueda de la satisfacción mediante la masturbación.


8.- Adictos al cibersexo, encuentros con desconocidos, pornografía, prostitución.


9.- Tendencia al aislamiento, dificultades económicas y familiares.

10.- Baja autoestima.

 

La adicción al sexo se agrupa en los Trastornos Obsesivos-Compulsivos; se considera que un 6% de la población lo manifiesta; En su mayoría aparece a temprana edad afectando en especial a los varones y se trata con inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS). Se ha encontrado que factores ambientales: fracaso social, familias disfuncionales, desestructuradas y abusos infantiles, pueden llegar a ser causales.


En el DSM-V, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastorno Mentales (Asociación Estadounidense de Psiquiatría) se define a la adicción al sexo como Trastorno de la hipersexualidad con la siguiente sintomatología:


*Falta de control sobre la conducta sexual inapropiada.


*Comportamiento sexual persistente con características autodestructivas.


*Incapacidad de evitar o reprimir dicha conducta.


*Cambios severos de humor relacionados con la actividad sexual: depresión o euforia.


*Aumento gradual del número de relaciones sexuales.


*Inversión de una cantidad de tiempo excesiva para buscar relaciones sexuales.


*Interferencia negativa de esta conducta sexual en las actividades sociales, ocupacionales, de ocio, o consecuencias de tipo médico o legal.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar