banner_largo_plantilla_1.jpg

banner una lineaBANNERSUPERIOR_FINAL.jpgbanner-RANDOM-HOUSE-2016-pagina-final.gif

31 Mar
¿Cómo responsabilizar a los adolescentes de su sexualidad?
Escrito por Armando Soberanes
Leído 3367 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Este tema es sin duda no sólo apasionante, también reviste una gran responsabilidad, ya que como he mencionado en artículos anteriores, la juventud de hoy está en serio peligro de muerte relacionada directamente a su ejercicio sexual, y nosotros como padres no podemos: ni hacernos disimulados, ni prohibir, ni fomentar, entonces ¿qué hacemos? Cinco aspectos son básicos para el desarrollo sano del ejercicio de la sexualidad, el uso de estas herramientas adaptadas a cada hijo nuestro, será nuestro trabajo.

1. Educación.

Para nuestra suerte, las escuelas del país informan sobre los aspectos anatómicos y fisiológicos de los genitales, e inician el periodo de dudas que sin embargo tristemente son complementadas con dicharachería de pasillo y de jardín, poco se habla de sexualidad y lamentablemente muchas niñas inician su vida sexual a los 11 años sin precaución ni preparación alguna. La estrategia es aprovechar la información dada en la escuela, y otorgar el complemento de la información por el padre y la madre, y ahí amigos está el problema: ¿Tenemos la preparación para otorgar educación sexual a nuestros hijos? Si la respuesta es no, hay que estudiar y prepararse.

2. Información.

La Educación debe de ser continua, la información debe fluir permanentemente. Cuando un hij@ quiere hablar con nosotros, debemos dejar todo lo que estamos haciendo y escucharlos. Apagar la tele, no importa que haya novela o fútbol, si no escuchamos a los hijos cundo ellos lo demanden no se volverán a comunicar con nosotros. Llamen a las cosas por su nombre, no se llama “colita”, no se llaman “pompas”. Usen lenguaje sencillo, eviten escandalizarse. Privacidad y secresía, lo que ellos dicen no se platica. Involucren su punto de vista y experiencia como información valiosa, no como ley dictatorial. Antepongan siempre la precaución sanitaria del condón por encima de todos sus prejuicios. Recuerden: el ejercicio de la sexualidad de nuestros hijos no es un fracaso ni traición a nuestra educación, es la naturaleza del hombre y la mujer.

3. Sexualidad propia.

Cada hijo trae una sexualidad inherente a su herencia, al comportamiento sexual de las familias ahora mezcladas en el individuo, y a su propia personalidad. Es importante identificar que tipo de personalidad sexual tiene nuestro hij@, puede ser tímid@ pero muy sexual, puede ser extrovertid@, pero sexualmente muy recatad@. Tenemos que estar cerca y una vez identificada la personalidad, aportarles de acuerdo a sus necesidades, información, orientación, herramientas y apoyo para encaminarlos a ejercer su sexualidad en el momento adecuado para ellos, no para nosotros, con responsabilidad y seguridad.

4. Ejemplo.

Si fumas no sueñes que tus hijos no lo harán. Si tu ejercicio de la sexualidad ha sido un desastre, irresponsable, egoísta e ignorante, es tiempo de informarte y cambiar. Un ejemplo, si papá es un galán que anda ligando por donde quiera, tiene amantes, novias y amigas a la vista de la familia, el hijo entonces será igual que el padre y saldrá a cazar sin el armamento adecuado y lo mas seguro es que el cazador terminará cazado, con SIDA, con hepatitis C, VPH, o con alguna otra enfermedad viral que marque su vida para siempre. En el mejor de los casos embarazará a una mujer y arruinará su vida, la propia y de un ser inocente que sufrirá su vida entera por una omisión básica de responsabilidad. Si la madre brinca de novio en novio, los hijos en más del 80% de los casos serán atacados sexualmente por estos novios, marcando su vida sexual para siempre. No pretendamos que nuestros hijos sean lo que nosotros no somos capaces de ser.

5. Responsabilidad.

El joven debe ser informado de las consecuencias del ejercicio de la sexualidad en sus diversas formas y edades, de ellos y de su pareja. Claramente debe entender que siempre hay responsabilidad, siempre digo a los jóvenes: “Si tomas la mano de tu pareja, tienes una responsabilidad, mientras más tomes, mas responsabilidad”.

Dejemos claro que las consecuencias no las afrontaremos nosotros, no las sufriremos nosotros, ni tampoco las gozaremos nosotros. Ellos tendrán que caminar por el camino de la respuesta a su accionar sexual, y del momento y la forma que lo hagan dependerá en mucho su felicidad, nosotros debemos dejarles los que les corresponde y tomar nosotros lo que nos corresponde.

Infidelidad.com.mx es una buena alternativa para informarse, para asesorarse profesionalmente, para complementar la información a sus hijos, ya sea directa o indirectamente. Infidelidad.com.mx es tu mejor opción de información.

Amigos, la vida dura poco, hay que vivirla con responsabilidad, eduquemos a nuestros hijos para que den felicidad y sean felices.

 

*Las opiniones contenidas en este artículo son responsabilidad del autor.

 

 

 

  twt.gifCompartir

 

 

Compartir

 


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar