banner largo plantilla SOMOS EL UNICO PORTAL

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

01 Oct
Los celos ¿Hasta dónde es normal?
Leído 190 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Los celos es un sentimiento muy perturbador, que es la base emocional de pensamientos donde la pareja se vive teniendo una involucración sentimental o sexual con otra persona desplazando a la persona que sufre de celos.

Podríamos decir que sentir celos de la pareja es una experiencia tan frecuente que dada su alta frecuencia podríamos considerarla normal, sin embargo, no todo lo frecuente por común debemos considerarlo normal.

Los celos responden a un anhelo profundo y primario de raíces infantiles, esta basada en la relación primigenia con la figura materna, el nacimiento psíquico del ser humano como persona no coincide con el nacimiento biológico de la misma, después de abandonar el seno materno aun deben ocurrir una serie de complejas vivencias para que psíquicamente la persona se constituya como tal. De tal manera que las vicisitudes de la relación con la figura materna son esenciales. Así al nacer el ser humano no es capaz de diferenciar en su mente que es y hasta donde llegan los limites de sí mismo confundiéndose con la madre en una relación que se ha denominado simbiótica, tomando prestado el nombre de la biología en donde dos seres tienen una interdependencia tan estrecha que si se les separara serian incapaces de vivir por si mismos y es esta interrelación que les permite la sobrevivencia.

Así para la existencia del bebé, es indispensable el cuidado materno de otra manera no podría sobrevivir, hay diferentes especies en donde al nacimiento las crías son capaces de alimentarse y sobrevivir por sí mismas. No es así con los seres humanos que requerimos cuidados maternos para las funciones mas elementales, como alimentarnos, regular la temperatura, conciliar el sueño, etcétera y cuando se reciben de manera adecuada estos apoyos biológicos dan las bases para las experiencias emocionales de bienestar, que posteriormente se desarrollaran en vivencias emocionales mas complejas de relación a las que denominamos primariamente apego y posteriormente afecto, gratitud y amor.

Cuando estas funciones primarias no se reciben por diferentes razones de manera adecuada, la sensación de bienestar fundamento de un apego estable y confiado pilar para el amor. No se da, se experimente siempre una sensación de amenaza de perdida o inminencia de pérdida de la figura que ofrece los cuidados.

Finalmente, los cuidados maternos serán inevitablemente reemplazados por el desarrollo de las propias funciones de autocuidado hasta la completa autonomía y por tanto la capacidad de establecer relaciones ya no de dependencia simbiótica sino de interdependencia, en donde se es capaz de dar y recibir con reciprocidad modelo ideal de las relaciones maduras.

De manera que cuando este desarrollo emocional no fue adecuado, deja marcas emocionales que harán a una persona mas propensa o no de padecer de celos, cuando son demasiado intensos y no están originados por experiencias objetivas constituyen una enfermedad llamada celotipia.

Así, una persona estará predispuesta emocionalmente a sufrir de celos, si no recibió los cuidados maternos suficientes, le llamamos carencia emocional, en caso de que la sustitución de los cuidados maternos se hizo de manera abrupta o de forma prematura, es decir no recibió los suficientes cuidados o se los retiraron sin que tuvieran el tiempo suficiente para que se desarrollara un yo suficientemente fuerte, por ejemplo cuando nace un hermanito casi inmediatamente, o se da una separación de la madre abrupta por un viaje, una enfermedad, la muerte de un pariente una depresión o cualquier otra razón. Muchas veces son experiencias que para la familia pueden no ser muy significativas y no las recuerdan como hechos dignos de mención, sin embargo, emocional mente son catastróficos para el infante en desarrollo.

De ahí que la sensación de perdida del ser amado siempre será una sombra que empañe toda relación emocional futura, de ahí que cunado una persona sufre de celos especialmente de celotipia, son sentimientos sumamente intensos porque son memorias afectivas que se reactivan con toda la intensidad de antaño, son sentimientos de abandono de desolación de inminencia de muerte y es un sufrimiento atroz. Igualmente, por ello son inaccesible a la razón, e incluso son ingobernables e incontrolables por la propia persona, aunque saben que no esta bien son incapaces de reaccionar con ira, de reclamar a la pareja, de dejar de sentir desconfianza, son incapaces de dejar de espiar, es un tormento mental desear saber donde esta la pareja y que hace en todo momento, hay una necesidad imperiosa de vigilar el celular, la agenda los bolsillos, se busca evidencia de la traición imaginada o fantaseada. Es una de las experiencias mas dolorosas que puede sufrir un ser humano, cuando es leve aun se considera incluso una manifestación de amor. Sin embargo no lo es, cuando estos sentimientos son muy intensos no solo pueden destruir una relación sino incluso pueden llegar al crimen y la violencia extrema como es dañar a la pareja o aun asesinarla. Por lo que desde mi perspectiva los celos nunca serán normales, otra experiencia son los celos motivados por una infidelidad real, tema que dejaremos para otra ocasión.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar