lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

04 Mar
Mujer: disfunciones sexuales
Escrito por Jeannette Raifer
Leído 1530 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Al hablar acerca de las disfunciones sexuales femeninas, lo que se señala es la problemática que se presenta con el deseo sexual, con la excitación sexual y con el orgasmo. Es una problemática que afecta la calidad de vida. Cuando se manifiesta es recurrente, persistente y se presentan durante un espacio de tiempo y en varias ocasiones, la sintomatología puede derivarse de lo biológico u orgánico, psicológico o por la cultura.


Se pueden presentar desde el inicio de la vida sexual (Primarias) o después de haber vivido el deseo sexual, la excitación y los orgasmos (Secundarias). También se puede presentar a la masturbación o con la pareja siendo una disfunción sexual “Global” o de manera “Parcial”, cuando todo funciona normalmente y sólo al tocarse aparece; o “Selectiva” cuando se presenta en circunstancias específicas, como en el caso con una pareja en especial.

Las causas orgánicas pueden ser debidas a problemas de tiroides, hormonales, diabetes, hipertensión o perfiles altos de colesterol.

Dentro del ámbito psicológico, la depresión, la ansiedad, los problemas de personalidad, disfuncionalidad con la pareja o el abuso, son posibles causales de disfunción sexual.

La cultura es otro de los factores que influyen en la vivencia sexual dado que genera culpa, vergüenza o ignorancia hacia el disfrute de la propia sexualidad.

Las disfunciones frecuentes en la mujer son:

1.-Deseo sexual hipoactivo:

  • Casi nunca o nunca siente las ganas de tener una experiencia erótica.
  • Casi nunca o nunca tiene fantasías o pensamientos sexuales o eróticos.
  • Si reflexiona, se da cuenta de que sus “ganas” o deseo ha disminuido respecto a su frecuencia en el pasado.
  • Ha disminuido o es ausente la frecuencia con que la mujer inicia o promueve la actividad sexual.

 

2.- Deseo sexual hiperactivo:

El nivel de deseo de la mujer sobrepasa los límites esperados. Esta disfunción se llama también “conducta sexual compulsiva”, lo cual significa que se presenta con tal frecuencia e intensidad que interfiere con las actividades cotidianas dado que:

  • Ve sus pensamientos y sentimientos invadidos por el deseo sexual, que permean su vida.
  • Siente un deseo sexual tan frecuente e intenso que tiene que dejar de trabajar o hacer otras actividades para satisfacerse.
  • Siente que no puede controlar su deseo sexual y postergar su satisfacción.
  • Continúa con esta conducta (que puede ser solo masturbación o en pareja) a pesar de que le genera problemas laborales, sociales y de pareja.

 

*¿Quieres saber cuáles son otras Disfunciones Sexuales Femeninas? No te pierdas la segunda parte del artículo de la Dra. Jeannette Raifer en nuestra revista de Abril.

 


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar