lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

01 Jun
Sexualidad homosexual
Escrito por Armando Soberanes
Leído 2120 veces | Publicado en Sexólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Un tema por demás apasionante en este siglo XXI, es la sexualidad homosexual, que ha existido desde que el hombre transformó sus relaciones de un estado primitivo de conservación de la especie, a la sexualidad persé, seguramente cuando se puso de pie, en fin. Claramente la “normalidad” de la pareja heterosexual tiene su origen en la conservación de la especie y el comportamiento social de los grupos, sin embargo ya desde entonces existía una curiosidad por experimentar el placer sexual de muchas maneras sin necesariamente respetar géneros e inclusive especies.

 

Es muy conocido el tema de las bacanales (en honor al dios Bacco), en las que los jóvenes efebos eran tomados por los guerreros y líderes más importantes para su uso sexual como servidumbre común de casa. Sin embargo, a pesar de estar a la vista de todos, no se aceptó el concepto tan fácilmente. Sin duda el parte aguas del señalamiento social de la homosexualidad, lo da el Cristianismo, que señala enfáticamente la antinaturalidad del tema y lo condena al nivel de los 10 Mandamientos y sus castigos, sin incluirlos en ellos. “Es tan bajo que ni eso merece”. Por supuesto, todo es puesto en su lugar por el inexorable e interminable tiempo. La Psicología Froidiana habla enfáticamente sobre el ser humano sexual y quita su carácter hasta entonces pecaminoso, transformándolo en una variable del ejercicio de la sexualidad menos común pero no anormal y mucho menos malvado.

Los tiempos modernos en países mas avanzados que el nuestro (lo que no es muy difícil, y son casi todos), llevan décadas aceptando la homosexualidad como una variante de gusto entre humanos. De hecho, en todo el mundo en la adolescencia es muy común un periodo de definición de la sexualidad, frecuentemente manifestado en México por juegos como “chifla”, “voy atrás”, “cuenta hasta 3”, etc., etc. La Mujer Mexicana es muy homosexual de forma común, para ejemplo un botón: Si dos mujeres van agarradas de la mano en la calle nadie lo considera raro, que se bañen 2 mujeres o duerman en una cama juntas tampoco lo es, pero 2 hombres ¡Dios mío!

Bueno pues ahora, le guste o no a la mayoría de habitantes de esta Ciudad de México, se pueden establecer relaciones formales entre una pareja homosexual, que no se llama matrimonio, por sus orígenes legales: el Derecho Romano, vigente en la conceptualización del matrimonio. Compilado por el emperador Justiniano I, el conocido desde el Renacimiento como Corpus Iuris Civilis. Así que para hacerlo más expedito se hizo legal un compromiso especialmente diseñado para el caso, que no se llama matrimonio, y ya ha ganado reconocimiento en áreas importantes como la seguridad social.

Pero la Sociedad, ese es otro cantar, la familia ¡oh Dios! que pasará ahora, hemos visto en nuestro ejercicio profesional, bebés de 3 meses de nacidos quemados con colillas de cigarro porque lloran mucho, niños y niñas violados y violadas en casa, azotados en las paredes, encadenados al suelo, desnutridos por castigo y terribles casos de terror que vivimos a diario. Pero ¿saben cuántos de estos niños tienen padres adoptivos homosexuales? ¡NINGUNO! ¡CERO!. Así es queridos lectores hasta ahora los monstruos de padres, los que no les ponemos límites a los hijos, los que vemos a nuestro hij@ haciendo groserías, tocando lo que no debe, brincando en los sillones y no les educamos, somos HETEROSEXUALES.

Estos padres “modernos” creadores de hijos insoportables que les pegan a sus padres desde niños, que insultan, hacen “perretas”, que son antisociales, a los que no se les da una nalgada por nada en el mundo, esos padres son HETEROSEXUALES.

Entonces la pregunta es, ¿los homosexuales podrán educar a un@ hij@ adoptado mejor, peor o igual que una pareja heterosexual? No lo sabemos aún, los países que nos llevan ventaja en esto, que son casi todos, no tienen aún soporte suficiente para escribir con total certeza. Lo cierto es que los documentos preliminares muestran pocas diferencias entre un tipo y otro de parejas. Vaticino excelentes padres a las mujeres homosexuales constituidas como pareja, sobre todo aquellas en que una es biológicamente madre del hij@ en cuestión. Vaticino pocos hombres en pareja homosexual que adopten hijos, los mas, lo harán igual cuando uno de los dos sea el padre biológico. El Hombre homosexual y heterosexual no tiene el instinto materno, es imposible de origen, así que pocos serán los padres homosexuales masculinos que decidan adoptar un hijo, pero cuando lo hagan estoy seguro que merecerán el beneficio del tiempo y la experiencia.

Que si los hijos de homosexuales serán homosexuales por imitación, tengo serias dudas que eso pase, de hecho todos los homosexuales o casi todos para no ser dogmático, son hijos de parejas heterosexuales. Y si pasara será decisión de ellos.

Personalmente pienso que el concepto familia no puede ni debe depender de las preferencias sexuales de los padres ni de los hijos, si hacemos una encuesta en la calle sobre el concepto: “Estar casado heterosexualmente es igual a felicidad”, nos sorprenderemos que no es así. “Ser Madre o Padre es el fin máximo del ser humano…” Tampoco. “Las madres casadas son felices, las madres solteras infelices” ja jaja, que estupidez. “Los hijos machitos provienen de matrimonios heterosexuales” ¿sí?. “Los homosexuales lastimarán físicamente y emocionalmente a un hij@ que se percate que sus padres son homosexuales” ¡NO! Los hijos de homosexuales serán dañados por la Sociedad discriminante e intolerante como hace con la mujer, los de color de piel diferente, los de credo diferente, con todos los que puede.

Desde mi punto de vista hay que esperar cuando menos 10 generaciones, poco mas de 100 años para ver si los hijos de los homosexuales destruirán nuestra Sociedad, yo no lo creo así, la Sociedad en México está siendo destruida por nosotros los Mexicanos, no el Gobierno, nosotros que no hacemos el trabajo que nos corresponde con nuestros hijos, sólo 2 cosas: Darles Amor y Ponerles Límites, sin importar mi tendencia sexual. Igual se trauma un hijo de ver a sus padres co…miendo, si son heterosexuales ¿o no?.

Disfruten de la vida que dura poco, recuerda que cuando señalas con un dedo a tu prójimo, tres te señalan a ti. Ve la paja en tu ojo antes de verla en otro. Seamos tolerantes.

 


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar