“Comienzas a notar vellosidades, redondeces
insospechadas y olores ajenos; todo lo cual
culmina en la plenitud de la pasión y la juventud
y lentamente se va modificando como el mar
que ya no se agita por el viento,
pero aún es capaz de grandes pasiones.”

Graciela Hierro (1928-2003)
Karen Witt.

“Ser mujer, ser madre”:
mandato social que las mujeres
interiorizamos. Si no se cumple,
dolor, fracaso y estigma abruman
a la mujer que no puede lograrlo.


“Cuando las veo pasar alguna vez me digo: qué sentirán
ellas, las que decidieron ser perfectas y conservar a toda costa
sus matrimonios, no importa cómo les haya resultado el marido,
(…) pero ellas se aguantaron y sólo Dios sabe lo que sufrieron:”

Daisy Zamora (Nicaragua, 1950)

“Mamá: te queremos sana,
feliz, informada, responsable,
bonita, y en tu día, deseamos
que sepas… tus derechos.”
FEIM (*)

Es común decir que las mujeres
fingen orgasmos, te has preguntado
¿por qué creerán que es importante fingirlos?

“Los hijos de mi padre ni le amaron a él ni sintieron ningún tipo
de afecto por nadie más. Le tenía demasiado miedo como para
(…) expresarme de forma franca y carecía de voluntad propia,
porque estaba tan acostumbrado a que se me dijera lo que
tenía que hacer (…) que adquirí la costumbre de dejar que mi
responsabilidad como agente moral la detentase mi padre.”

John Stuart Mill (1806 – 1873)
González S., Amalia (2009: 135)

 

(…) Donde empiezan los líos

es a partir de que una mujer dice

que el sexo es una categoría política. Porque (…)

puede comenzar a dejar de ser mujer en sí

para convertirse en mujer para sí,

constituir a la mujer en mujer

a partir de su humanidad

y no del sexo, (…)

Roque Dalton (1935-1975)

Poeta Salvadoreño.