banner largo plantilla SOMOS EL UNICO PORTAL

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

Esta reflexión se plantea, principalmente, para quienes están ejerciendo la maternidad o la paternidad. Alguien podrá pensar: ¿por qué habría de leerlo yo, si aún no tengo hijos? Sin embargo, es probable que en algún momento de tu vida decidas cambiar de estatus y este análisis podría ser de utilidad a futuro; en parte, puede ayudar a detener los reclamos de quienes señalan que no les dijeron cómo ejercer esta difícil “profesión”.

Descubres o te enteras que tu pareja ha sido infiel. Pasas por las típicas etapas del duelo (te han contado): incredulidad (No es cierto), negación (Esto no me está pasando a mí), duda (¿cómo pudo ser?). Viene la rabia, el temor, la decepción y otras tantas reacciones… muy probablemente te preguntes “¿por qué a mí? ¿Qué hice mal? ¿En qué fallé?”. Te planteas ventajas y desventajas sobre la situación, todo en aras de no perder el control.

¡Nana, Nana! Gritaba emocionada Celia mientras corría acelerada hacia el fondo del gran jardín, donde su nana Mago cortaba unas hermosas flores para el concierto de piano que daría su madre esa tarde, en la casona de Tacubaya.


-¿Te mandó o entregó algo para mi, Nana?

Mucho se ha argumentado que la relación entre las mujeres denota altos índices de deslealtad y traición, sumado a un sinnúmero de calificativos que buscan denostar las alianzas entre el género que es sinónimo de vida.

Estamos en marzo y países de casi todos los colores, culturas y regímenes celebran el Día Internacional de las Mujeres cada 8 de marzo desde 1917. Por ello el tema que abordaré será sobre mujeres, quizá habrá algún varón que levante la ceja y cuestione ¿por qué no hay un día del hombre o un Instituto Nacional de los Hombres? Les aclaro, a quien le dediquen un día al año para conmemorarle, es seguro que la sociedad tiene por ahí alguna deuda histórica, les invito a revisar las efemérides. Cuando estas celebraciones no existan, es porque ya les restituyeron sus derechos. Pero además, leer un artículo sobre mujeres puede resultar una gran oportunidad para hombres curiosos y creativos y conocer mejor a la “otra mitad del cielo” (o sea, nosotras).

Los manglares son como el amor verdadero. Tienen gran capacidad de adaptación, de estar evolucionando a las condiciones que se presenten siempre generando bienestar en su entorno. El manglar, como el amor trascendente, tiene la capacidad de darse con generosidad a su rededor en un número inimaginable de servicios ambientales y de hecho, gran parte de la vida del planeta se sustenta en la existencia de los manglares.

Considero que abordar el tema del amor es aproximarse a uno de los más grandes enigmas de la humanidad. Entrar en esta compleja materia con la finalidad de aclarar ciertos aspectos de lo que comúnmente hemos denominado “el amor en pareja” nos lleva a plantear que el amor como condición y praxis humana se expresa en el marco del horizonte cultural marcado por quienes nos precedieron, porque el discurso de la cultura es lo que otorga sentido y significado a nuestras actitudes y acciones; con ella crecimos, la tenemos internalizada y la expresamos a través de cada suspiro, ilusión y hasta posición erótica.