02 Dic

A veces se piensa que sobre la infidelidad se tiende a exagerar y fácilmente se puede pensar “¡Total! ¿Qué tanto es tantito?”, sin pensar mucho en las implicaciones.

Hay hechos sociales que al multiplicarse por millares generan fenómenos sociales que en no pocas ocasiones pueden alcanzar niveles alarmantes y generar vacíos en las formas en las que una sociedad, comunidad, localidad o grupo humano esté acostumbrado a convivir, convirtiéndose potencialmente en un agente de desequilibrio social.

En esta época de grandes avances, transformaciones tecnológicas y científicas, se corrobora que los cambios sociales son lentos y traen consigo resistencias al cambio que paulatinamente se pueden ir debilitando. Ahora se puede decir que las cosas han cambiado, pero no tanto, y es justamente en el ámbito de la sexualidad en el que se perciben dificultades incluso para hablar sobre el tema.

¡Gloria, hermana!, ¿te das cuenta que otra vez llegas tarde y que por tu culpa Andrea se perdió su clase de ballet y la oportunidad de asistir a los ensayos del ballet Bolshoi, ahora que viene a la ciudad? ¡Mi marido me dijo que no te dejara a la niña porque tu situación sentimental nos iba a afectar tarde o temprano!

Para mí este es un día muy especial, hoy empiezo a participar en esta importante revista electrónica y mucho agradezco la invitación a incorporarme con este equipo que cada mes se atreve a plantarse ante la hoja en blanco para escribir sobre diferentes aspectos de un tópico tan complejo y controvertido como lo es la infidelidad y aportar elementos para su comprensión, por tratarse de un hecho social de gran trascendencia humana.

Alma se sentía abrumada por las presiones de su casa, las deudas, la escuela de sus hijos y así, todos los días era una rutina que la amargaba y aniquilaba poco a poco. Su esposo Mario tenía meses sin tocarla y cada vez que ella se le acercaba, él la evitaba.

Es complejo y difícil poder establecer una base de ciertas condiciones que nos permitieran determinar un cimiento de circunstancias y escenarios, que sirvieran para generar “un perdón para una infidelidad”, sin embargo, al final de este escrito se darán algunas alternativas para que las potenciales condiciones de perdonar pudiesen tener mejores resultados.