04 Dic
“SIDA, la información vacuna a quienes estrenan su sexualidad”
Leído 601 veces | Publicado en Sociólogo
 
Valora este artículo
(0 Votos)

“11 mil nuevos contagios de VIH

cada año en México, 45% en jóvenes”

(Conasida, 2019)

 

Cada primero de diciembre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el SIDA desde 1988, año en que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la fecha. Para detalles específicos de la enfermedad, es importante aclarar que el VIH es el virus que desmantela al sistema inmunológico, en tanto que el SIDA es la etapa terminal de la infección, hay grandes diferencias entre vivir infectada (o) por el VIH que tener SIDA. En nuestro país, los primeros casos de SIDA empezaron a “notificarse en 1983, mismos que se habían iniciado en 1981, año calificado como el inicio de la epidemia.” (Córdova, Et. Al.; 2009: 28)

¿Cómo se detectó la existencia de este virus y qué es el VIH-SIDA? En los ámbitos de la salud se identificó un incremento de dos enfermedades entre varones homosexuales en Estados Unidos: el sarcoma de Kaposi, una variedad poco frecuente de cáncer y neumonía, causada por un hongo (pneumocystis) que se desarrolla en personas con un sistema inmunológico con una marcada baja en las defensas. (SSA; 2010: 17) A esta insuficiencia, luego de un tiempo, se le dio el nombre de Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA), la cual también se encontró en personas que utilizaban drogas por vía intravenosa, gente con hemofilia, quienes recibían transfusiones sanguíneas y en hombres bisexuales; más adelante, también se encontró en heterosexuales y finalmente descubrieron que el SIDA no es privativo de un determinado grupo, sino cualquier persona que ejerza prácticas de riesgo puede adquirir el virus.

Se trata de un retrovirus, cuya principal característica es poseer mecanismos capaces de transformar el ácido desoxirribonucleico (ADN) de la célula que infecta. Cada vez que la célula afectada se divide, también hace una copia de ADN del virus integrado a sus propios genes. Así, este ácido puede controlar las funciones de la misma célula haciendo que produzca nuevas partículas de virus, las cuales invadirán a otras células, y aunado a esto, algunas zonas del virus tienen la capacidad de mutar, es decir, van cambiando de forma y se vuelven resistentes a la acción de los inhibidores, lo cual ha dificultado encontrar alguna vacuna o medicamento efectivo. (“La Jornada”. Treviño, Sandra. “Letra S”. Abril de 1997).

¿Cómo se transmite el VIH-SIDA? A) Por relaciones sexuales sin protección con una persona infectada, de sexo diferente o igual al nuestro. B) Uso de drogas intravenosas aplicadas con jeringas. C) De una madre infectada y embarazada a su hija/hijo por vía placentaria, en el momento del parto o en la lactancia. D) Por transfusiones sanguíneas. Vale recordar que nuestro país es campeón en embarazo adolescente y eso comprueba que las y los jóvenes no usan condón en su vida sexual activa, por ello ¡Urge educación sexual desde los niveles educativos básicos!; aunado a que muchos embarazos pueden provenir de violaciones que, al menos en la Ciudad de México, 65% de los casos ocurren en la casa, el 95% de las veces es un conocido de la víctima. (Público: 23/11/2019).

La alternativa a personas que viven con VIH son las siguientes vacunas: hepatitis B; virus del papiloma humano (VPH) (para menores de 26 años); influenza (gripe); enfermedad meningocócica; neumocócica; tétanos, difteria y tos ferina (vacuna única que protege contra las tres enfermedades). Se sugiere repetir la vacuna contra el tétanos y la difteria cada 10 años. Ninguna persona muere propiamente de SIDA, sino de enfermedades oportunistas, como sarcoma de Kaposi, neumonía, diarreas y otras, pues la infección más simple puede desencadenar complicaciones que conduzcan a la muerte.

Ahora, valiéndonos de las explicaciones científicas para aclarar las mentes y los prejuicios, es muy importante mencionar ¿Cómo NO se transmite el VIH-SIDA? Se trata de un virus lábil (frágil, delicado, le afecta el aire): A) Teniendo relaciones sexuales con protección, el uso correcto de condones es un medio efectivo de resguardo. B) Contacto cotidiano social (saludo, beso en la mejilla, abrazo…). C) Por la saliva: estornudo o tos. D) Uso compartido de inodoro u otros objetos (cubiertos, platos, vasos…). E) Por picaduras de moscos, ni por nadar en la misma alberca. Es decir, en la vida cotidiana no hay riesgos, aunque los mitos y verdades a medias generan confusiones.

Aunado a este sistema de prejuicios encontramos al machismo que, como promotor de la fuerza masculina, es utilizado por los varones como medio para estructurar relaciones de poder y demostrar de forma constante su masculinidad y virilidad, y así tiende a convertir a ciertos hombres en sujetos sociales vulnerables. Cuando los varones tienen, bajo este sistema, un comportamiento social que facilita el contagio del VIH rara vez pueden percatarse de ello antes de que sea muy tarde. Muchos no aceptan que necesitan protegerse para no infectarse, o hacen caso omiso de ello, pues en la cultura machista ellos son libres para ejercer su vida sexual y tener múltiples contactos sexuales que son vistos como “normales” y hasta alentados socialmente. En cambio, a las mujeres se les exige fidelidad y deben someterse a las decisiones de su pareja en lo relativo a las relaciones sexuales, en cuanto al momento, la forma y con protección o sin ella.

Respecto a las niñas, desde la temprana infancia aprenden que primero deben cumplir con sus deberes (asignados por un sistema patriarcal de división desigual de trabajo) y que su función es satisfacer las exigencias de los varones en las familias, mientras que sus propios deseos carecen de importancia y pueden posponerse. Tienden a vivir una socialización que a menudo es represiva y acaba en la destrucción de la auto-conciencia y la aceptación de su postura subordinada en las familias y la sociedad. Este papel no lo establecen sólo las ideologías machistas y patriarcales, sino también la mayoría de medios de comunicación dirigidos por su afán de lucro: presentan a las mujeres como objetos para ser tomados en posesión, sólo es cuestión de observar la condición de ellas en la publicidad en la televisión, el cine, en las portadas de revistas, periódicos…

De ahí que muchas mujeres en su vida sexual activa desconocen la posibilidad de negociar el uso del condón con su pareja, o de exigir fidelidad masculina, además de ignorar si en sus anteriores relaciones ellos se protegían. Las mujeres más probables de ser contagiadas son las que tienen una relación formal y exclusiva, ignorando la actividad sexual de sus parejas, y en ese ámbito es donde ha crecido más la infección del VIH. La Conferencia del Cairo define: la “salud sexual y reproductiva implica que las personas sean capaces de tener una vida sexual satisfactoria y sin riesgos, que tengan la capacidad de reproducirse y la libertad de decidir sí, cuándo y qué tan a menudo ejercer su sexualidad” (1994) Una gran cantidad de mujeres ni siquiera saben que tienen derechos y mucho menos que pueden ejercerlos.

Ante la rapidez con que sé esta diseminando el VIH, el desafío es cómo llegar a la población que no tiene acceso a información y que se están insertando en un sistema de relaciones de pareja muy jerarquizado. Es impostergable hacer visible el problema del VIH y del SIDA: 230 mil personas viven con VIH en México en 2019, (CONASIDA, 2019). Se requiere examinarlo desde la perspectiva de género y en el marco de los derechos humanos, apoyándose en los grupos de lucha contra el SIDA, el sector salud, el educativo, los medios de comunicación y otras instancias de gobierno y Estado. También resulta urgente retomar la educación sexual desde la educación básica, para evitar que sigan aumentando los contagios de esta enfermedad, sobre todo entre las y los jóvenes, pues hasta el presente, la única vacuna que existe contra el VIH y el SIDA es la información.

Referencias:

InfoSIDA (2019). Tratamiento del VIH-SIDA. El VIH y las inmunizaciones. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

CONASIDA: Día Mundial de lucha contra el SIDA en México. (2019)

https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/fact-sheets/21/57/el-vih-y-las-inmunizaciones

Público (23-11-2019). Declaraciones de Claudia Sheinbaum. Jefa de Gobierno Ciudad de México.

https://www.publico.es/internacional/claudia-sheinbaum-ciudad-mexico-declara-alerta-violencia-mujeres.html

Treviño, Sandra. Periódico La Jornada “Letra S”. Abril de 1997.

Córdova V., José; Et. Al. (2009). 25 años de SIDA en México. Logros, desaciertos y retos. Segunda edición.

https://www.gob.mx/censida/documentos/25-anos-de-sida-en-mexico-logros-desaciertos-y-retos

Sarcoma de Kaposi asociado a Virus de Inmunodeficiencia Humana. México: Secretaría de Salud, 2010.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar