lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

05 May
Tamales de envidia y abracitos de tamal
Leído 1193 veces | Publicado en Sociólogo
 
Valora este artículo
(4 Votos)

Amparo esperaba a Luis impaciente, pues este no llegaba y el tiempo apremiaba para llegar al vuelo partiría de la Ciudad de México a Tijuana y de ahí a Tokyo y si todo salía bien, ya como tripulación invitada a Shangai China. Por ser vuelo inaugural, como grupo de apoyo y reconocimiento a su buen trabajo como equipo.

-Vaya hasta que llegaste Luis ¿Porque tardaste tanto?

-Ya vez, mi mujer me hizo un suceso de celos y ya en la reconciliación le tuve que aceptar traerme más de 25 tamales que ella misma preparó que para que no la extrañara y los compartiera con toda la flota.

-A ver deja pruebo uno, le decía Amparo….. ¡Está buenísimo! Luis qué bárbaro es el mejor tamal que he probado en mi vida. ¿Ella los hizo?

- Sí Amparo ella los hizo, es una receta dice mi suegra de su tatarabuela, ósea que tiene más de 150 años y son únicos y así me enamoré de ella desde la preparatoria que llevo sus tamales a una convivencia; pero lo que no me gusta, es que siempre van acompañados de celos y reclamos por mis viajes y giras. Ya se quedó más tranquila mi María, pero que crees.

-¿Qué?

-Que ella piensa que tú y yo andamos teniendo una aventura.

-Luis, a mi tu María me cae súper bien y con estos tamales, ahora hasta quiero ser su amiga. Quien dijera que yo pago los platos rotos y tú que andas ahí de coscolino con la Charlotte; por esa han pasado todos. ¿Sabes que le dicen la oruga?

-¿Por qué la Oruga?

-Porque necesita de un buen palito para ser mariposa y volar. Y no te hagas que bien que andas ahí. Oye cambiando de tema, veo que también hizo tortas de tamal, ¿Puedo tomar una torta?

-Sí por mi te las puedes acabar…..

Así, piloto y aeromoza, llegaron al aeropuerto y con las maletas bien apertrechadas de tamales y guajolotas (tortas de tamal) envueltas como bebés, pudieron pasar los estrictos controles de aduana, pero las amistades de Luis y Amparo, tuvieron que donar algunos tamalitos y los guardias quedaron tan encantados con su sabor que sabedores además de la calidad moral y ética, les dejaron pasar sin contratiempo alguno. Cuando pasaron por la báscula de la tripulación, apenas quedaron a salvo 5 tamales y tres tortas; que por alguna misteriosa razón quedaron en el bolso de Amparo; sin saber que esto cambiaría la vida de María la esposa de su buen amigo el piloto Luis.

El vuelo a Tokyo, sin contratiempo alguno y de ahí ya incluidos en el vuelo a Shanghái, con una visita a esa ciudad y para sorpresa de ellos tendrían unos días libres que les incluía una visita a Vladivostok en Rusia, capital del Distrito de Lejano Oriente y el puerto más importante del pacífico ruso. La épica ciudad, lucía hermosa y presumiendo sus mejores galas, retomando la que fuera su época dorada a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, que fue una ciudad cosmopolita y centro de encuentro de las culturas china, japonesa y coreana que con la rusa dieron origen a una cultura regional inigualable. Durante el periodo de la extinta Unión Soviética fue una ciudad cerrada a los extranjeros, lo que se revocó en 1992, por Boris Yeltsin, para que poco a poco, con el paso de los años y el trabajo arduo de su población, ahora luzca orgullosa y digna, como en sus mejores épocas.

Igor Xopxe Pavlov, Ito Fuku, Huan Yue Fo y Chung Ho Lee; eran cuatro alegres amigos ex pilotos que habían decidido asociarse para poner un restaurante, de comida rusa y oriental de cada uno de sus países, además de ofrecer terapias de herbolaria, medicina alternativa y cursos de meditación. Tenía además sus altares por separado; profesaba una religión distinta desde la Ortodoxa Rusa, hasta la Budista, Sintoísmo y Taoísmo…..Pero su pasión era la comida y la búsqueda de nuevos sabores.

Por azares del destino, Amparo y Luis, acompañados de otros pilotos y aeromozas llegaron por recomendación de un amigo, a dicho lugar. Al calor de Sake, el Vodka y demás bebidas, probaron las más suculentas delicias de las gastronomías de cada uno de sus países y regiones. Amparo se dio cuenta que aún le quedaban los tamales y tortas que había envuelto de tal forma que les había sacado todo el aire y habían quedado herméticamente sellados. Pensativa disertó si mostraba esa expresión gastronómica mexicana y viendo que el cuerpo y textura de los alimentos eran buenos, los sacó de sus envolturas y las mostro a los restauranteros; los que tomaron los alientos con especial admiración y con cariño casi paterno los calentaron cuidadosamente en baño maría y los colocaron delicadamente en los mejores platos de fina porcelana. El sabor de los tamales y las guajolotas; les dejó impregnados y azorados. Hicieron una gran velada y al final rogaron por obtener la receta de tan exquisito manjar.
Amparo, que en fondo admiraba mucho a María, sabía que esta sería una oportunidad única para ella, de acercarse a la esposa de su capitán y así obtener la confianza de ella. Sacando su celular, le marco aunque al principio María estaba un tanto cortante, al percatarse que se trataba de una cena formal y de negocios, puso su mejor talante y saco su inglés y así, sin más, se pusieron a platicar con ella los señores Pavlov, Fuku, Yue Fo y Lee y le hicieron una tentadora propuesta. María no daba crédito a lo que veía y escuchaba a través del teléfono celular. Tenía una invitación, con gastos pagados para mostrar las recetas de tamales que ella sabía hacer. Además de la oportunidad de ser socia de los restauranteros. Amparo que era experta en relacionar gentes y unir talentos, no tardo en arreglar los montos de la operación y consiguió que María llevara a su Mama e Hija, pues no las podría dejar solas por los dos meses que daría el curso en Vladivostok. Además serían hospedadas en el mejor hotel de la ciudad y sería un verano inolvidable, para ella, su madre e hija.

Igor Xopxe, Ito, Huan y Chung Ho, notaron el malestar de Luis que no había sido tomado en cuenta por la inquieta Amparo y ni tardos ni perezosos y con la educación y fineza de sus culturas; dieron su lugar a Luis, explicándole con respeto y seriedad las garantías para la estancia de su familia, aunque claro él tendría la última palabra; para lo que le pidieron que a su regreso a México, les avisaran de su decisión final. En las culturas orientales y aún en la eslava-rusa; la opinión del Padre de familia, es tomada en cuenta y se tiene una visión muy diferente a la sajona que impera en la cultura occidental.

Luis, no oculto su molestia con Amparo en el resto del viaje, estaba muy molesto y la misma Amparo se sintió apenada, pero le explico que era una buena causa y no había como mostrar la cultura gastronómica de México en otras latitudes. Además para la misma Amparo era una buena oportunidad de acercarse a María.

-Luis tú sabes que María, está segura que entre tú y yo hay una aventura y quiero demostrarle con esta acción que no es así y que además podemos ser buenas amigas
A su regreso, ya en Cuernavaca, la situación se tornó muy compleja, pues Luis le explicó a María que no le faltaba nada, que tenía todo lo que ella había deseado y que necesidad había de irse dos meses al extremo oriente de Rusia a enseñar receta de tamales.

-Luis, hasta mi mamá está de acuerdo con acompañarme y así me ayudará con Anita que ya tiene 5 y es buen momento que tenga esta experiencia, antes de entrar a la primaria en el Otoño próximo, estaremos de regreso en septiembre y daremos el grito de Independencia juntos amorcito.

-María mañana tengo ruta corta, voy a Cancún de ahí a Monterrey y regreso; si te parece lo hablamos mañana en la noche, dile a tu mama que se venga a cuidar a la niña, te invito a cenar.

-¡Sí!, exclamaba jubilosa María sabedora de que cuando Luis le decía que le hablara a su mama, era el preámbulo de una posible negociación.

-María, todavía no lo he decidido, pero……

En los vuelos del día siguiente, Luis discernía y su intuición le decía: “Si no apoyo a María, mi matrimonio y familia se irán en picada y que me será imposible recuperarla. Además ira mi suegra con ella a Vladivostok y a la niña le haría muy bien el viaje. Incluiré a mi hermana Olga, lleva tiempo que se jubiló de maestra muy joven. Le regalaré el avión y la estancia, así se ayudan y además se lleva bien con María y mi suegra. Los socios-restauranteros; son hombres bien entrados en la década de los 60´s y no les veo intenciones negativas y sí por el contrario le me han generado seriedad y formalidad en los negocios y el local es de ambiente familiar.

En su mente iba despejando dudas y su balance era cada vez más positivo hacia el viaje. Buscaba ver “el vaso medio lleno” y el como “sí se puede”. ¿Qué me sucede? Yo no soy así, ¿Porque siento estos celos y hasta coraje por esta oportunidad que la vida le da a mi María? Hombre piadoso, Oraba y rezaba por encontrar la explicación a sus sentimientos encontrados y reconocía esos celos y hasta envidia, aún el teniendo tanto éxito como piloto aviador.
“Tengo que analizar todo como un plan de vuelo; pensaba; así abordare esta situación, no como un problema sino como un plan de vuelo, con sus turbulencias y analizare cada detalle. A ver, veamos lo social, si así lo trabajaré: ¿Tienen razón de ser mis celos y envidia?

Desde el mismo entorno formativo de mi María, la educación de mi suegra, sus principios y congruencia en todos los actos desde su suegra, esposa y del cómo han educado a Anita.
Luis seguía disertando y discerniendo y no había desde la lógica de sus entornos sociales, alguna señal que pusiera en peligro su estabilidad familiar y desde el análisis del lugar al que iban, con quienes iban, horarios, hotel donde se hospedarían, zona de la ciudad, etc. Ninguna señal de alarma, solo si teniendo las precauciones, que se deben de tener al viajar a cualquier parte del mundo. Además Vladivostok es una ciudad de poco más de 600 mil habitantes, segura y agradable, pensaba. Había ya él por su parte hablado con los socios a quienes había pedido especial atención en los traslados de su familia y no dejarlas solas, a lo que los le prometieron que sus misma parentela velarían en todo momento por María, la suegra y la niña. Bueno, ya los investigué, ya pedí informes, no puedo ser tan paranoico y por otro lado y sí ¿En los tamales esta nuestra seguridad y futuro económico?

La última semana de agosto de ese año; en el restaurante y tienda holística “El trébol de 4 hojas”, como se llamaba el negocio de los carismáticos Igor Xopxe Pavlov, Ito Fuku, Huan Yue Fo y Chung Ho Lee, inauguraban la primera muestra gastronómica de México en su comedor, acompañada además de deliciosos atoles y café mexicano…………

El convenio y nueva sociedad, establecía ir cada dos años a Vladivostok a dar un curso de gastronomía mexicana y ellos los socios venir a México a descubrir nuevos sabores y recetas; pero claro, bajo la supervisión de María, como promotora de la gastronomía mexicana. Así María se desarrollaba y había emprendido una aventura laboral y cultural, que le había generado malestar a su mismo esposo Luis, siendo indirectamente este el enlace para la misma construcción de la nueva sociedad, en favor de su esposa.

Había sido, sin embargo el análisis frío, mesurado y con datos exactos, de los diversos entornos en lo que se desarrollaría dicha sociedad y también la buena comunicación de María de estar abierta a las disertaciones sobre ese mismo proyecto, lo que les permitió transitar hacia una negociación asertiva y constructiva.

Los celos y la competencia en la pareja, pueden ser y deben ser minimizados con un detallado análisis de los entornos: Socio-histórico-económico-culturales, en lo que se desarrollará, la actividad y/o proyecto que implique y sea el generador de los celos, envidia o sensación de competencia con la pareja y se tengan bien analizados los entornos sociológicos, antropológicos e históricos. Estos en su conjunto, darán una buena base de información cimentada y sólida que diluya las peligrosas “suposiciones” que tanto destruyen y dañan una relación de pareja. Serán los datos duros los que permitan arribar a una viabilidad del mismo proyecto en favor de la pareja o bien en base a esa información abortar el mismo concepto.
Como Luis, nuestro personaje hizo un plan de vuelo asertivo, pero realista, analizando posibles turbulencias, hizo los recorridos transversales, analizando costos, ventajas, desventajas, y un FODA, completo con las Fortalezas, Oportunidades, debilidades y Amenazas que el mismo plan tenía. Al final, fue la objetividad, la generosidad y el amor, los que en este caso, acompañados de este análisis sociológico y antropológico del mismo entorno del proyecto, los que permitieron mantener viable esta relación pareja.

Sí persisten los celos y la sensación de competencia e incomprensión con la esposa/so, novia/o, etc. Será necesario acudir al psicólogo para que genere el diagnóstico de la realidad sentimental de la misma pareja y la potencial armonización de su relación.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar