Te sugiero algo muy sencillo: No le robes a tu familia, ya que robarles es quitarles el derecho de posesión de su tiempo. Cuando lo haces, generas desorden y confusión.

En este mismo día he dicho “yo amo a…Mi esposa, mi hija, mi nieta, la música de cierto grupo cristiano y el café, que suelo tomar cargado y sin azúcar”.
El uso excesivo de la palabra AMOR o en su forma verbal AMAR en nuestro hablar cotidiano ha disminuido demasiado su fuerza.

03 Nov

 

 

Basado en el privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo siguiente: ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado.

Inevitablemente por nuestra naturaleza humana cometemos errores. Como hombre casado desde hace 29 años he cometido bastantes y con todo lo que he escuchado como consejero llenaría un libro con equivocaciones y conducta reprobable en el hogar.

Una de las virtudes más grandes del ser humano es la lealtad, pues nos hace dignos de confianza, pero la traición se trata de un fraude o engaño por parte de personas en quien se confiaba y quien traiciona se hace digno de descrédito o desconfianza;ya que se asocia con un enemigo disfrazado de amigo, o con una relación rota o abusada.