30 Nov
¡Amor Ágape, Amor Incondicional!
Leído 795 veces | Publicado en Teología
 
Valora este artículo
(1 Voto)

En este mismo día he dicho “yo amo a…Mi esposa, mi hija, mi nieta, la música de cierto grupo cristiano y el café, que suelo tomar cargado y sin azúcar”.
El uso excesivo de la palabra AMOR o en su forma verbal AMAR en nuestro hablar cotidiano ha disminuido demasiado su fuerza.

Definitivamente AMOR es un sentimiento complejo.
Hace 3,000 mil años una joven campesina declaró a su novio quien era el hijo del rey “ponme como sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte es como la muerte el amor, duros como el Seol los celos, sus brasas, son brasas de fuego, fuerte llama”. Ella expresó sus deseos para un amor duradero así: “Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos” Si el hombre diera todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían. Hoy en día, el amor sigue siendo tan fuerte como la muerte y sus destellos son como llama de fuego. Y es cierto que las muchas aguas (pruebas, malos entendidos, tentaciones) no deben poder extinguir el verdadero amor. Ella yuxtapone “los celos” como un sentimiento contrario al amor, en lugar de odio. Tener celos puede ser parte negativa del mismo amor, pero cuando el amor madura es un compromiso más que un capricho.

La meta es lograr un amor que sea paciente, bondadoso, que no tenga envidia, ni sea jactancioso, ni arrogante. Un amor que todo lo sufra, todo lo crea, todo lo espere, todo lo soporte. Los griegos tenían una palabra para este amor, (que falta en nuestro vocabulario) “AMOR AGAPE”, un amor que va más allá de sentimientos, un amor que es una decisión, es más acción, que solo afecto hacia otra persona.
¿Has visto este tipo de amor ágape?
Dios me ha permitido observar este tipo de amor en diferentes situaciones, te cuento…. Tengo un amigo que cuida a su esposa que padece la enfermedad de Alzheimer, ella siempre está bañada, vestida, alimentada y acompañada, pareciera que es en vano lo que él hace porque ella ya que ella ya ni lo reconoce, sin embrago él dice “lo haré hasta que alguno de los dos muera”. (Amor Ágape)

En otro caso, tengo una amiga medallista de los juegos olímpicos del año de 1984, que decidió dejar el atletismo por dedicarse los últimos 25 años en vestirse de payaso todos los días y ministrar esperanza y gozo a los niños con enfermedades graves que se encuentran en un hospital de bajos recursos a las afueras de la ciudad de Guatemala. (Amor Ágape)

Considera también el caso del Hijo de Dios. Injustamente juzgado, cruelmente crucificado, colgado entre el cielo y la tierra, gritó “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Perdonó a su pueblo que le habían rechazado, perdonó a los soldados que le habían golpeado y te perdonó a ti y a mí. Murió por toda la raza humana dominada por ignorancia, entregada a la inmoralidad, sumida en el egoísmo. Amor en acción, amor ágape, amor extraordinario.
¿Y tú has experimentado este tipo de amor?


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar