lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

01 Feb
Amor Filadelfia, Ágape, Storges y Eros
Leído 1082 veces | Publicado en Teología
 
Valora este artículo
(1 Voto)

Estamos acostumbrados a creer que el amor sólo existe entre una pareja pasional, pero no es así, el amor siempre está presente en ti, ya que todos tenemos la capacidad de amar, sólo que a veces el miedo imposibilita que aceptes ese amor, no importa las veces que hayas sido “herido” y/o “lastimado” este no se pierde.

¿Alguna vez te has preguntado cual es el significado de estos términos (filadelfia, ágape, storges y eros)?
Simple y sencillamente son una variante de lo que conocemos como amor. Veamos:

Mi pasaporte reza: “Lugar de Nacimiento: Filadelfia” por años no tuve la menor idea del significado del nombre de la ciudad donde nací.
Después de haber tenido un encuentro transformador con el Dios que nos ama con amor eterno empecé a leer la Biblia (su carta de amor a la humanidad) descubrí que uno de los términos para describir el amor es Filadelfia (en su forma verbal fileo). Esté amor, es un amor de compañerismo. El amor que puedes sentir hacia cualquier amigo, hermano, padres, etc. y se puede traducir en este versículo bíblico “ámense unos a otros entrañablemente de corazón puro para el amor fraternal no fingido” Dichoso el cónyuge que confiesa que su pareja es también su mejor amigo(a) porque el amor “Filadelfia” es importante entre parejas sentimentales, ya que la pasión física tiende a disminuir, tarde o temprano la luna de miel se acabará y si no hay amor fraternal el matrimonio se vuelve aburrido y los deberes se cumplen por obligación. Hagan cosas que ambos disfruten, ríanse a menudo y sean amigables, así su matrimonio soportará muchas pruebas gracias al amor Filadelfia.

La siguiente palabra bíblica que hace falta comprender es “Storge” que es el amor que ocurre naturalmente entre padres e hijos y puede existir entre parientes cercanos; esté nos guía a ser cariñosos y muy amables unos con otros. En un matrimonio que ha alcanzado madurez debería existir. En Romanos 12:10 dice: “En cuanto a su amor fraternal, que haya en usted una profunda amistad y afecto familiar (amor Storge).

La tercera palabra que los griegos utilizaban para el amor es “eros” En este tipo de amor es en el cual buscas a tu media naranja, es el amor que te hace suspirar y sentirte feliz cada instante, es donde hay atracción física, esa que sientes al ver a esa persona tan “especial”. De este término derivamos palabras eróticamente ya que nos habla del amor sexual, amor apasionado, es este el que fomenta la unidad entre pareja “es el resistol del matrimonio” (Dios mismo es el autor de nuestra sexualidad) y tiene no solo el propósito de procrear, sino de placer y gozo entre la pareja. La palabra no aparece en el Nuevo Testamento, solo en la traducción del libro de Cantar de los Cantares. En este hermoso libro poético la novia después de suspirar dice: “su izquierda está debajo de mi cabeza y su derecha me acaricia” “porque fuerte es como la muerte el amor, duros como el Seol los celos”. Una buena descripción del amor “eros”.

La última palabra para amor, es la más sublime es “ágape”. Es el amor más fuerte que puede existir, es el amor que no busca nada a cambio, el amor ágape es la misma naturaleza de Dios, ya que Dios es amor (ágape) este amor no es meramente un impulso, ni un sentimiento; es una decisión.

Este amor se desapega de cualquier forma física, no necesitas tener a la persona presente para saber que aún prosigue este amor en ti. Ni siquiera necesitas que este amor sea correspondido, ya que con tan sólo poder sentirlo te hace feliz. Porque este amor es paciente, es bondadoso. No es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. No se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor jamás se extingue, mientras que las profecías se acabarán, cesarán las lenguas y se acabará el conocimiento.
Así el Señor nos ordena a amar hasta nuestros enemigos, y Jesucristo puso el ejemplo supremo “Porque cuando aún éramos débiles murió por los rebeldes” y también la Biblia lo dice “más Dios muestra su amor (ágape) para con nosotros que siendo aún pecadores

Cristo murió por nosotros, porque siendo enemigos fuimos reconciliados con Dios”. Este tipo de amor es lo que Dios requiere para los esposos hacia sus esposas “maridos amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella”.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar