26 Jun
Mi mamá es Juan
Leído 171 veces | Publicado en Teología
 
Valora este artículo
(0 Votos)


Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó...


Seas o no creyente en Dios, tú eres producto de la unión de un varón y una mujer, es parte de la naturaleza misma, no la religión, y aunque hay casos en los que una persona crece con la ausencia de uno de los dos, todos los seres humanos necesitamos de la formación con la perspectiva de ambos sexos, pues nos complementamos mutuamente por ser tan distintos entre sí, lo que la ciencia misma ha podido avalar por medio de estudios como las tomografías que muestran cómo funciona el cerebro de la mujer y como lo hace el del varón, entre muchas otras cosas.

Sé que lo que escribo parece obsoleto, anticuado, pasado de moda, anti derechos humanos, retrógrada, y algunos dirán que es un mensaje de odio, pero simplemente responderé que es un mensaje que define lo que las leyes naturales dictan.

Te quiero recordar que representamos una serie de generaciones (desde finales del siglo XIX, XX y lo que va del XXI) que modernizamos el planeta, inventando todo lo que hoy nos está matando, combustibles que arruinaron la capa de ozono, comida artificial y semillas transgénicas océanos, tapamos los ríos y los hicimos canales de deshechos, provocando el calentamiento global del planeta, cambiamos la lactancia materna por leche en polvo, tan solo para poner unos cuantos ejemplos, y ante todo esto, hoy estamos tratando de volver a lo antiguo, pues nos dimos cuenta que lo moderno nos llevó al caos, algo que pocos pudieron advertir hace años y que fueron tachados de fatalistas.

Tratar de inventar nuevos tipos de familias sin dudas que tendrá consecuencias graves a largo plazo, y lo resentirá la sociedad en pleno, puesto que golpear a la familia no será la mejor solución.

Aquellos que crezcan con una visión sesgada de la vida, de la sexualidad y de la familia, con dos papás o dos mamás, tendrán graves repercusiones que hoy los defensores de este modelo no alcanzan a vislumbrar, pero que seguramente habrá, pero que cuando se presenten, será tan tarde como el querer tapar la capa de ozono o revertir el calentamiento global.

Las preferencias sexuales de cada quien son respetables y deben quedaren el plano de la intimidad, pero querer cambiar la familia en función de esas preferencias nos destruirá como sociedad.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar