7 de dic

banner una lineaBANNERSUPERIOR_FINAL.jpgbanner-RANDOM-HOUSE-2016-pagina-final.gif

02 Ene
Perdonar y Olvidar…
Leído 443 veces | Publicado en Teología
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Recuerdo bien cuando llegué a México (fui criado en EUA) fue en el año nuevo de 1984 y me extrañó mucho cuando justo a las 12:00 am. mi vecina barrió su casa y su patio con bastante jabón y luego salió apresuradamente a la calle y convirtió su escoba en holocausto. Trató de explicarme lo que hacía y dijo “ya sabe usted güero, malas vibras fuera ¡año nuevo, vida nueva! No sabía si debía reírme o expresar mi incredulidad.
Aunque a todos nos gusta el sentir de un año nuevo; alguien dijo alguna vez “es como abrir un cuaderno en blanco” el simple hecho de cambiar el calendario NO trae una nueva vida, para experimentar el gozo de una nueva vida especialmente en el área de la vida sentimental tenemos que tomar la decisión de perdonar y dejar atrás el pasado. Dichosa la persona que se da cuenta que su pasado no tiene que dictar lo que será su futuro.
He escuchado demasiadas veces en consejería “perdono pero no olvido. Reconozco que no somos máquinas y que con un botón vamos a borrar todo el pasado, todo lo que nos han hecho. Pero por mi libre albedrio escojo no acordarme de todo lo negativo. No llevo archivero de faltas, insultos y maltratos.

El apóstol Pablo da un ejemplo cuando escribió, “Yo mismo no pretendo haberlo alcanzado (la perfección)pero una cosa hago, olvido ciertamente lo que queda atrás, me extiendo a lo que está adelante”.

¿Qué tengo que olvidar? Que no se nos olvide la fidelidad del Señor en medio de las pruebas. Pero olvida lo que te hicieran. Olvida lo que no hiciste. Si es necesario pide perdón a Dios, y perdona. Olvida tus errores, tus fracasos, tus pecados y las ofensas. Humanamente no es posible, pero la sangre de Jesucristo ya fue derramada. No por el cambio del 2016 al 2017 sino por lo que Él hizo podemos ser libres.
La sangre de Cristo nos lava, todavía nos justifica y hasta nos limpia la consciencia. Dios en su gran misericordia perdona todas mis iniquidades, me sana de todas mis dolencias, rescata mi vida del hoyo, me corona de favores y misericordias y Él sacia de bien mi boca de modo que me rejuvenezco como el águila.

¡Feliz Año Nuevo! A todos nuestros lectores.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar