banner largo plantilla SOMOS EL UNICO PORTAL

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

21 Abr
10 consejos para unir los pedazos de tu corazón cuando crees que ya no hay esperanza
Leído 2279 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Todos hemos pasado por esto. El amor que creías que era el amor de tu vida, poco a poco, o repentinamente, como un balde de agua fría, decide que contigo no va en la dirección correcta. Te cuestionas las cosas que hiciste mal, te culpas, buscas estrategias para retenerlo y surgen un sinfín de preguntas que parecen no tener respuesta, ya que esa persona que un día consideraste indispensable, tomó una decisión definitiva.

Lloras un tiempo, recuerdas por todo lo que pasaron y todas las dificultades que superaron e inevitablemente comienza a aparecer el sentimiento de nostalgia, ese que crees que nunca desaparecerá.

Afortunadamente no estás solo, aunque te sientas así. Puedes retomar tu vida de persona soltera con un poco de esfuerzo y ánimo, teniendo en cuenta lo más importante: tú. Y claro, lo siguiente:

1. Vive tu duelo y deja tiempo para el sufrimiento

Recuerda que esto fue una perdida, y como tal, merece ser llorada, pero todo en su justa medida. No te dejes de lado, si esa persona decidió irse de tu vida, no dejes detrás la tuya. La vida sigue, tu vida sigue.


2. La familia lo es todo

Ellos siempre estarán ahí a pesar de cualquier cosa, confía en ellos. Puedes pedirles consejos, aprovecha estos momentos para conocerlos mejor, pues a todos, sean tus padres, hermanos, primos, etc., nos han roto el corazón alguna vez. Siempre dicen que debemos aprender de los mayores y que mejor que de la propia familia.


3. Revive esas amistades que tenías olvidadas

Cuando estás en una relación es inevitable sentirse cómodo y dejar de lado cosas importantes. Esta es la oportunidad perfecta para hablar con una antigua amistad con la que perdiste contacto por dedicar todo tu tiempo a tu antigua relación; acuerden una reunión y pónganse al día. Esto te ayudará a enfocarte en nuevos objetivos.


4. Conéctate con la naturaleza

Campo, playa, nieve, cerros, donde sea. Has que tus visitas a estos lugares sean más frecuentes. Al conectarte con la naturaleza te conectas con un lado tuyo que tal vez habías olvidado que poseías.


5. Actívate a través del ejercicio

Siempre es necesario hacer ejercicio, pero en estos escenarios es indispensable debido a algunos neurotransmisores que nos ayudan a lograr nuestro cometido: dopamina, serotonina y endorfinas; estas son las responsables de la sensación de bienestar que sentimos luego de una sesión de ejercicio. ¡Benditas sean!

6. Escribe a manera de desahogo

Puedes llevar un diario de lo que sientes cada día y las metas que has podido superar en tu etapa de transición, algo parecido a los diarios que te hacen llevar algunos nutricionistas. Con el tiempo, cuando lo leas, te darás cuenta de lo fuerte que eres y de las cosas que lograste superar.


7. Anímate a hacer lo que dejaste incompleto

Todos los días postergamos cosas pequeñas, como si fuera una bola de nieve en crecimiento. Ahora que cuentas con tiempo libre “extra”, realiza las actividades que habías dejado a medias; tarde o temprano te lo agradecerás.


8. Aprende cosas nuevas

Desarrollar nuevas habilidades en esos momentos es sumamente beneficioso, ya que te mantienes ocupado en algo nuevo que hayas elegido de entre muchas otras. Puedes tomar un curso de danza —por ejemplo, la samba, nada mejor que un ambiente alegre y festivo para subir el ánimo—, aprender un nuevo idioma o, incluso, leer libros de carpintería o manualidades y poner en práctica tus habilidades y creatividad.


9. Supera tus miedos

Es momento de retomar tu autoconocimiento en su máxima expresión. Por lo mismo, es hora de que asumas algunos de tus miedos y temores y que tomes cartas en el asunto.


10. Haz algo por la sociedad

Actualmente existen millones de voluntariados en muchas áreas. Hogares de menores, asociaciones protectoras de animales, superación de la pobreza, entre muchas otras que están esperando te unas a sus filas. Y si eres una persona aventurera, ¿por qué quedarte en tu país para hacer estas tareas? El mundo es tu hogar.


Nadie es indispensable y está en tus manos iniciar nuevos ciclos, sobre todo aquellos que comienzan a partir de un corazón roto, pues siempre será mejor la nueva experiencia que la anterior; recuerda que “no hay mal que por bien no venga”.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar