lecturas nuevo

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

18 Ene
8 consejos que te ayudarán a salvar tu relación del colapso
Leído 3803 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Dice el autor español Eduardo Sunset, en su libro “Viaje Al Optimismo”, que, contrario al pensamiento popular, la antítesis del amor es el desprecio, el que definido por la Real Academia Española es un comportamiento en el que se desestima a otra persona por falta de importancia, interés o respeto.

En las relaciones amorosas, la mayoría de las personas que han experimentado un corazón roto, una crisis amorosa, incluso un noviazgo dorado, han sufrido -por lo menos una vez en sus vidas- el duro ‘desprecio’ o ‘desaire’ cuando de tormentas se trata.

Punset habla del balance que debe existir entre la ‘muerte o daño’ de un organismo y la rápida regeneración celular, o de aquello que crea vida y reparación para mantener una relación estable.

Llevándolo a las relaciones amorosas, este balance se crea a partir de la habilidad constante y rápida de la pareja de enmendar los desaires con la misma velocidad en la que se crean, sienten o dicen. Punset ratifica que según un estudio realizado por Richard Wiseman: por cada calumnia recibida se necesitan por lo menos cinco cumplidos para enmendar el daño.

Entonces me pregunto: en épocas de crisis amorosas ¿somos lo suficientemente veloces para romper los desaires y fortalecer el amor? Me gustaría pensar que sí. Porque, por más tormentoso que se vea el panorama, inevitablemente siempre vendrán tiempos de calma, porque así es la naturaleza, y nosotros somos parte de ella.

Los siguientes ocho puntos pueden ayudarte a superar la crisis amorosa y encontrar el balance que necesitas para volver a enamorarte de tu pareja todos los días como el primero.

Ponte de su lado

En una pareja tormentosa es normal escuchar cómo saltan de una conversación a una discusión por hechos tan simples como quién es el mejor jugador de futbol o quién debería ser el próximo presidente del país. Absolutamente todas estas pequeñas discusiones se resumen en desacuerdos. ¿Cuántas veces escuchamos a un amigo decir “ella no me entiende” o “él nunca apoya mis ideas”?

Has a tu pareja sentir que la apoyas y respetas. A pesar de que pueden diferir en gustos o ideas, siempre debe reinar el respeto por el sentir de cada quien y la voluntad de explorar fronteras desconocidas para ti.

Planifiquen juntos

¿Tienes aspiraciones de realizar estudios en otro país?, ¿has deseado aprender a bailar tango y no has encontrado con quién? ¡!Mira a tu lado! Tu pareja siempre será tu mejor elección. He sido parte de relaciones quebradas por metas individualistas de personas que no estaban listas para comprometer o entrelazar sus metas con sus parejas, o quizás eran demasiado egoístas para hacerlo. Es importante recordar que tu crecimiento personal es totalmente válido, y es probable que sea el mejor momento de tu vida para desarrollarlo, pero si no eres capaz de planificar tu vida o futuro junto a la persona con la que estás, entonces no estás listo para enfrentar una relación sólida y con proyección a futuro.

Por otro lado, si temes la reacción de tu pareja o no te aventuras lo suficiente para aceptar una simple salida de tu zona de confort, es el momento de dejar el temor atrás y demostrarle que puedes aventurarte, paso a paso.

Crear un ambiente ameno

Siempre he pensado que tras un día caluroso, exhaustivo y sacrificado, volver a una casa donde reine un ambiente feliz, pacífico y emocionante es lo mejor que puede ocurrir, y para que suceda debes comenzar a construir tu relación con bases sólidas y empaparla de tolerancia, respeto y resguardo.

Por supuesto que no es fácil lograr este ambiente tras la crisis, pero no lo creas imposible. Recuerda siempre que lo más hermoso se esconde en lo más profundo y desconocido. Aviva tu mirada y reconoce aquellos ojos de los que te enamoraste una vez con tanta intensidad, baja la defensa y háblale a su corazón.

Aumentar la comunicación.

En épocas de crisis, la comunicación a través de la conversación es una de las cosas más tenaces por realizar con tu pareja. Primero, porque en un ambiente de conflicto el común denominador es la pelea y la discusión, y segundo: lo más probable es que las palabras no puedan saltar sobre la pared del dolor y la defensa personal.

La recuperación comunicativa tras la crisis es un proceso vital que toma tiempo y esfuerzo de ambas partes. Como pareja deberán a aprender a respetar los momentos de emisor y receptor, los tonos al hablarse y asumir la responsabilidad del peso de sus palabras.

Sorprenderse

Las relaciones que se vuelven conflictivas generalmente tienen su origen en una situación común: la monotonía; tal vez uno no quiso explorar cosas nuevas alejadas a la rutina o sencillamente encuentra aburrida la compañía de la otra persona. Este consejo es tan corto como preciso: Sal de la monotonía. Sorprende, aviva, inspira. ¿Qué hay de la mujer aventurera de la que te enamoraste?, ¿qué hay de aquel hombre que te conquistó con palabras tan románticas y elocuentes? Esa persona sigue allí, desempólvala.

Detalles

Este es el momento de no engañarse: Cada segundo de la relación cuenta. Es por ello que debes prestar atención a cada detalle de tu pareja, intentar ser empático, sentirla, lo más importante, conocerla.

Recuérdale lo importante que es para ti, sorpréndela con un concierto de una banda local, cocina algo que les guste a ambos, recítale un poema de Neruda. En conclusión, haz lo que tengas que hacer para avivar la llama- si es lo que realmente quieres-, y deja a esa persona pensando en ti con una sonrisa justo antes de cerrar los ojos por las noches.


Aumenta el romance

¿Qué es lo que diferencia a tu pareja de tu mejor amigo? Muchas personas se envuelven tanto en la costumbre que se olvidan de aquello que cualquier amor de película desborda: Romance.

Avivarlo no es tarea sencilla; es posible que sientas timidez por miedo a rechazo o burla, pero no te desanimes. Toma esto a tu beneficio para volver a sentirse como jóvenes adolescentes explorando horizontes conocidos, pero mucho más emocionantes.

Reencontrarse

Siempre he creído que lo importante del camino es el recorrido. En las relaciones, sólo podremos recorrer un camino que ambos hemos elegido y podremos hacerlo juntos cuando cuatro pies se conviertan en dos y los pasos se muevan al unísono.

La tarea de reencontrarse es ardua, pero no permitas que el miedo te desvíe de mirar sus ojos y admirarlo, de volverle a hablar bonito y, sobre todo, sentir que lo has encontrado de nuevo y no quieres dejarlo ir.


Encontrar el balance es tarea de dos; es un proceso lento, pero a la larga gratificante. Si bien representa un reto en nuestras vidas, nos demuestra la capacidad de mejorar y cambiar por quienes amamos. Recuerda que no hay imposibles simplemente porque el cambio es constante. Podemos hacerlo mejor.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar