banner largo plantilla SOMOS EL UNICO PORTAL

banner una lineaBanner DPM 670X135 90901urano

23 Ene
8 principios básicos para no dejarte destruir por el amor
Leído 3159 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

El amor es una fuerza universal y transformadora. A través de los años, la forma de expresar el amor en pareja se ha transformado constantemente. El cristianismo y las concepciones obsesivas del amor han creado fabulosos mitos alrededor de él, en especial la noción de que se debe sufrir para alcanzar el amor verdadero, cuando en realidad se trata de todo lo contrario.

A pesar de que se trata de la más grande fuerza creativa, aprender a amar es un camino difícil y sinuoso que requiere del fracaso para consolidar el éxito. Todos tienen un pasado, una historia que se mantendrá inalterable sin importar lo que ocurra en el presente. A lo largo de tu historial amoroso experimentarás —tenlo por seguro— duros golpes: decepciones amorosas, conflictos internos, confusiones y decisiones difíciles que mientras abren una posibilidad, eliminan otras tantas.

Por más que lo intentes, resulta imposible ir por la vida con el corazón blindado y un carácter estoico, evitando caer en las dulces mieles del amor. Inexorablemente, siempre habrá un momento en el que, sin importar nada más, el amor te atrapará. Aprender a guiar tu inteligencia emocional por encima de las circunstancias más adversas es algo tan prioritario como el estudio de una carrera profesional o la realización personal en cualquier ámbito, pues se trata de un sentimiento poderoso que rebasa a la voluntad y en ocasiones nubla la conciencia. El amor puede ser tan trágico como maravilloso, dependiendo de tu habilidad para saber salir a flote cada vez que los sueños se transformen en pesadillas, o simplemente aceptar cuando un sentimiento no da para más. Estos son ocho consejos que debes tener siempre presentes para no dejarte destruir por el amor. Puedes aplicarlos mientras amas intensamente, para tener una relación sana o bien, para mantenerte en el mismo estado cuando por cualquier circunstancia, un ciclo llegue a su fin:


Un gran intento es suficiente

Si las cosas marchan mal con tu pareja, tómate el tiempo a solas para analizar críticamente qué es lo que está mal. Aunque puede ser difícil, debes reunir cada una de las piezas y aceptar qué es lo que estás haciendo mal. Una vez que tengas claras las ideas, es momento de hablar con tu pareja y tratar de llegar juntos a una solución. Si realmente deseas rescatar la relación, esfuérzate lo necesario para causar un impacto positivo en ambos. Si después de un tiempo la dinámica vuelve a ser la misma o incluso peor, es momento de terminar por las buenas.


No idealices a tu pareja

Los primeros meses son fantásticos al inicio de toda relación. Todo te parece perfecto y mientras más conoces a esa persona, sientes que no hay nadie en el mundo con esas asombrosas cualidades. Si quieres construir una relación sana y real, rompe con la dinámica de idealización, considera a tu pareja en toda su dimensión: tanto los encantos de los que te enamoraste, como su lado más complicado, desde sus aciertos y habilidades hasta sus manías, miedos y prejuicios. Sólo conociéndose tal y como son evitarán desilusiones futuras.


Aprende a recibir amor

Una relación de pareja no se trata únicamente de hacer hasta lo imposible para que la persona con quien compartes la vida sea más feliz, olvidándote de lo que sientes. Si bien hacer feliz a quien amas es incomparable, evita volcarte de lleno en ese objetivo sin pensar en ti. Si estás con la persona indicada, el sentimiento será recíproco y ambos construirán una relación en que la felicidad de uno potencia al otro y viceversa.


Si no lo demuestra, simplemente no existe

¿Pasas el día pensando si en verdad quiere compartir contigo o solamente juega con tus sentimientos? ¿Una semana sientes que no podrías estar más enamorada y a la siguiente que no te toman en serio? Hacerte estas preguntas es un indicador de que algo no va bien con tu pareja. Todos son vulnerables al amor y hasta la persona más frívola acaba expresando sus sentimientos de alguna manera. Si tu pareja no muestra señales de lo que siente por ti o bien, te parecen insuficientes, lo mejor es terminar. No querrás vivir con la incertidumbre de saber si eres correspondida o si estás recibiendo amor con cuentagotas.


El amor no es igual a obsesión

Aprender la diferencia entre sentir un profundo cariño por alguien y mantener un apego que puede llegar a ser patológico, es complicado mas no imposible. Practica la forma en que manifiestas tu amor a diario. Haz muestras de amor desinteresadas, sin esperar algo a cambio y ten presente que si bien el ideal es encontrar una relación donde el amor sea recíproco, habrá ocasiones en que a pesar de que estés profundamente enamorado de alguien, esa personas no tendrá ojos para ti.

Nadie es necesario

La cultura del amor en la sociedad moderna tiende a crear un drama que se caracteriza por la dependencia emocional de dos personas que terminan consiguiendo justo lo contrario de lo que debe ser una relación de pareja. Si hiciste el intento pero la relación no dio para más, no conviertas el periodo de duelo en una negociación eterna, negándote a aceptar que tu vida no seguirá sin esa persona. Olvida la falsa aritmética. La vida sigue y pronto volverás a sonreír.


Nunca olvides quién eres

Es cierto que algunas personas que se cruzan en la vida influyen poderosamente en lo que eres y serás, cambiando algunos de tus gustos musicales, literarios e incluso perspectivas de vida; sin embargo, no por ello debes dejarte llevar y perder tu independencia. Recuerda siempre tus orígenes: de donde vienes, cuáles son tus valores y tu filosofía de vida. Necesitarás remontarte a ellos en tiempos difíciles, especialmente si terminas una relación larga y tormentosa.


No intentes iniciar un ciclo sin haber cerrado el anterior

Lo peor que puedes hacer inmediatamente después de terminar una relación larga y conflictiva, es tratar de olvidar y curar las heridas con otro amor en puerta. Lejos de sentirte mejor, el recuerdo que sigue fresco rondará en tu memoria y sólo hará más difícil el proceso de desapego, además de que puedes lastimar a la persona con quien te involucras.


El amor está presente en todas las esferas de la realidad, incluso en la ciencia. Descubre la teoría de Darwin que explica por qué las mujeres están sufriendo por amor.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar