10 Nov
La relación entre la felicidad y el sexo.
Escrito por Infidelidad.com.mx
Leído 4720 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

El sexo ha sido tema de investigación e interés a lo largo de los años por muchos. Ese momento en el que dos personas se conectan resulta fascinante, siendo uno de los que da más placer por lo que comúnmente se relaciona con la felicidad.

Por ello, se ha establecido un vínculo entre tener sexo y la sensación de satisfacción con uno mismo. Tener sexo puede ayudar a liberar estrés, a mejorar el sueño, entre muchos otros beneficios físicos, mismos que mejoran la salud.


Desde hace tiempo, científicos establecieron una relación entre sexo y el sentirse bien, lo que ha generado diversos estudios que buscan comprender si tener mayor sexo puede aumentar la felicidad. En un estudio realizado por Daniel Kahneman, Alan B. Krueger, David Schkade, Norbert Schwarz y Arthur Stone, se analizó a mil mujeres; todas ellas concordaron que el sexo era la actividad que más las hacía felices.

Otro estudio realizado por Andrew J. Oswald en 2004, se enfocó en mostrar la relación entre el ingreso, el comportamiento sexual y la felicidad, utilizando como muestra 16 mil adultos. A lo que se pudo llegar fue que personas con mayores ingresos no “compran” sexo o parejas sexuales, además que las personas casadas tienen más sexo que aquellas que están solteras, divorciadas, separadas o viudas. En promedio, las parejas estudiadas habían estado con una sola pareja en el año anterior, y las mujeres que tenían más educación solían tener menos parejas sexuales. Este estudio, con un enfoque más económico, arrojó resultados que tenía que ver con la frecuencia de sexo y la felicidad. Es decir, las parejas que pasaron de tener un encuentro una vez al mes, a uno por semana, mostraron síntomas de felicidad que podían ser los mismos que si tuvieran 50 mil dólares en el banco.

Muchos de los estudios de este tipo se basaron únicamente en encuestas, por lo que fue más difícil comprobar su veracidad. La pregunta que surgió para muchos fue conocer si tener más sexo podría causar mayor felicidad. La duda surgía porque podría ser que fueran dos variables independientes. Quizá las personas más felicites simplemente tenían más sexo, y no eran más felices por tener más encuentros sexuales.


Para dar con una razón específica, científicos se dieron a la tarea de analizar parejas para llegar a una conclusión. El objetivo era ver si al aumentar la frecuencia la felicidad aumentaría de la misma manera. Para esto, investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon, reclutaron a 64 parejas casadas y heterosexuales a las que se les preguntó qué tan seguido tenían sexo, qué tanto lo disfrutaban y si los hacía sentir mejor. Luego de tener los resultados, dejaron que 32 parejas siguieran con sus vidas normales y no modificaran nada, pero al resto, se les pidió que duplicaran los encuentros sexuales. Lo anterior se haría en un periodo de 90 días, al tiempo que responderían un cuestionario para que dijeran si la cantidad y calidad de sexo había sido proporcional. El estudio, publicado en The Journal of Economic Behavior & Organization, mostró que la mayoría de las parejas que habían duplicado los encuentros no eran más felices. Incluso, muchos de ellos estaban decepcionados y se mostraban faltos de energía y entusiasmo. Entre los testimonios muchos argumentaron que la calidad de sexo había disminuido, además que ya no era tan divertido como antes.

Los resultados sorprendieron a los científicos, pues no sólo no habían sido más felices sino que algunos habían perdido un poco de interés. Esto puede sonar lógico, pues cuando hay algo que se debe hacer y que hasta cierto punto se impone, el interés puede perderse. Además que es más importante la calidad y no el número de encuentros que se tengan. Según el Dr. Loewenstein, quien participó en el estudio, dijo que hay que poner mayor énfasis en la calidad si lo que se busca es ser feliz.

Otro punto relevante que arrojó el estudio, es que que quizás exista mayor relación entre calidad y felicidad, en vez de cantidad – felicidad. Es el placer que hay en el acto lo que hace que las parejas se sientan mejor, algo totalmente independiente de la frecuencia con la que sucede; porque como dijera el polémico director neoyorquino, Woody Allen, “El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír”.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar