"Bulear", nuevo verbo en castellano.


El tema de este mes resulta muy actual. En todos los periódicos y medios de comunicación es posible encontrar señalamientos sobre el bullying, sobre cómo los jóvenes son ahora el punto de atención en la dualidad de agresión violencia entre pares.

En respuesta a eso, las leyes se están modificando para prever que el fenómeno NO siga creciendo y ayudar a las instituciones a legalizar las penas e indemnizaciones de estos hechos.

Pero ¿qué es bullying?

Para definir esta problemática, debemos comenzar aclarando que bullying no es sinónimo de violencia, sino una forma específica de violencia. Es necesario definir y conocer el término para evitar dos situaciones indeseables:

1. Considerar cualquier pelea entre compañeros como bullying.

2. Denunciar como bullying una relación en la cual simplemente hay un conflicto entre iguales.

El bullying es una conducta de hostigamiento reiterado que podría traducirse al castellano como “intimidación”, la cual básicamente consiste en “infundir miedo”. Es un comportamiento prolongado de insulto verbal, rechazo social, intimidación psicológica y agresión física de un(os) niño(s) hacia otro, que se convierte en blanco de reiterados ataques. Es clave destacar que las agresiones se producen sobre la misma persona de forma reiterada y durante un tiempo prolongado.

En el bullying existe un desequilibrio de fuerzas, una relación asimétrica de poder. El hostigado no logra defenderse y su dolor es sostenido, no se limita sólo al momento del ataque. El hostigado “está en manos” de su hostigador.

El lugar más frecuente es la escuela y se ejerce cuando no hay adultos presentes; los sitios elegidos son baños, pasillos, patio, comedor, autobús escolar, por citar algunos ejemplos. El hostigador actúa siempre tomando precauciones para no ser descubierto y sabiendo que el hostigado reaccionará de manera inadecuada. Lo hace en presencia de un grupo de compañeros que observa, allí se siente más poderoso, necesita espectadores para tener éxito.

La escuela sigue siendo el ámbito que por excelencia los niños y adolescentes utilizan para manifestarse; para mostrar sus deseos y frustraciones; donde tienen un destinatario: los docentes. La escuela favorece el vínculo emocional entre los docentes y alumnos, también entre los mismos alumnos. Es posible rescatar la noción de asimetría, no sólo dentro del ámbito escolar sino en toda relación que involucre a los adultos y a niños y jóvenes.

“La asimetría implica formas de responsabilidad y no formas de autoridad. La asimetría se basa en funciones y no en el poder de quien la ejerce. Por supuesto la asimetría tiene que sostenerse en una diferencia de saber y no de poder”.

Es necesario no sólo imponer penalidades y castigar, sino entender la escuela como productora de subjetividad, donde se aprende porque se cree en el otro, por confianza en el otro. Es la necesidad de instalar normas, de crear legalidades (que no es lo mismo que poner límites) legalidades que competen tanto al alumno como al maestro. Muchas veces sólo se ve en los chicos su desempeño escolar, académico, sus productos… pero no se registra cuál es la capacidad de enlace hacia el semejante.

Cada niño emerge de sus propios temores, angustias y vivencias.

Así, el bullying deja huellas en todos los participantes: el agresor, el agredido, los observadores, los legisladores, los viejos y los ausentes.

¿Cuál podrá ser el destino de una chica agredida o de un joven oprimido por sus compañeros, frente a la posibilidad de llegar al día de querer tener novia, o más tarde una esposa?

¿Es, la relación de pareja, otro de esos lugares donde se repite la forma de vínculo infantil? Sabemos que la respuesta es sí, entonces la experiencia del bullying se lleva dentro y la infidelidad puede darse como una expresión de poder bulear a otro como repetición en la adultez.

Es importante conocer cuál ha sido la historia infantil y juvenil de una persona cuando toma ciertas decisiones relacionadas en el amor y el desamor; con la confianza y la desconfianza.


10 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo