¿Cómo construir un futuro con tu pareja?



Nos queremos mucho, pero ¿podremos hacerla como pareja?. Nuestros proyectos de vida son diferentes. No nos ponemos de acuerdo, pero con amor lo solucionaremos; nuestros deseos sexuales no se sincronizan o no nos entendemos del todo, pero en todo lo demás: genial; o viceversa: el sexo es único, pero no nos llevamos fuera de la cama.

Es difícil ponernos de acuerdo en qué hacer juntos. Tenemos muchos intereses que no compartimos, por ejemplo con amigos, con la familia o con el trabajo: que necesariamente nos separan.


Los pilares de la relación en pareja han sufrido deterioro.


Los pilares de la relación en pareja han sufrido deterioro. Ambos hemos rebasado límites en alguna ocasión, lo cual no se reconoce algunas veces. Otras veces, sí lo hemos reconocido y hemos hecho promesas para evitarlo a futuro.


Hemos fallado a estos pilares con faltas de respeto, el que no haya una confianza plena, guardando secretos u ocultando cosas de pareja. La comunicación y la conducta no es totalmente franca y honesta. Ha habido ocasiones donde no se siente apoyo de pareja; la distancia afectiva ¿es adecuada para ambos? o uno de los dos se siente abandonado o, por el contrario, se siente asfixiado en la relación.


Indicadores de disfunción en la relación de pareja.


Hay indicadores inequívocos de que la relación no está tomando el rumbo que queremos: hay enojos y peleas más frecuentes de lo deseado, porque la pareja no se comporta según lo esperado, o por cuestiones aparentemente triviales; la crítica es constante en algunos aspectos de la personalidad y se hace con ironías o sarcasmos; uno de los dos se siente limitado por el otro porque quiere estar más con su familia, con sus amigos o en el trabajo y el tiempo en pareja está de por medio. No se sienten como actividades que aporten al proyecto de pareja, se viven como egoísmo. La relación funciona muy bien cuando se está rodeado de otras personas, pero solos en la relación cotidiana, ya no es tan buena; y en la intimidad de la relación a solas hay cambios drásticos de conducta o afecto. La sexualidad es insatisfactoria para ambos porque no hay acuerdo.


¿Sientes que tu pareja no te quiere?


¿Sientes que tu pareja no te quiere?, pero ya llevan mucho tiempo y es difícil pensarse sin esa persona porque ya todos los ven como una pareja -tengo que sobrellevarla-; se hacen comentarios de cariño sin sentimiento, sólo por compromiso, con tal de mantener la fiesta en paz y evitar una pelea; ya no se sienten cómodos con el contacto físico y viven evitándolo continuamente; algunos comportamientos o acciones de la pareja que antes pasaban desapercibidos ahora son molestos; cuando escucho como se llevan otras parejas, no dejo de pensar que ojalá mi pareja fuera parecida y sé que no lo es; las bromas de que mi pareja me sea infiel me son indiferentes e incluso a veces pienso que sería un alivio; paso ratos sin mi pareja más placenteros y divertidos y los disfruto más, me permito ser más yo y no debo preocuparme por que él o ella se moleste, me descubro pensando en una vida sin mi pareja; no tengo ganas de hacer planes de futuro con mi pareja.


Quisiera pensar que todas estas cosas no ocurren en tu relación de pareja, porque de lo contrario antes de pensar en el futuro, debemos afrontar un presente conflictivo que si no se resuelve: todos los planes a futuro se vendrán abajo.


Ingredientes fundamentales para establecer una pareja exitosa.


Las relaciones de pareja, tienen -entre varios ingredientes- dos que son fundamentales: uno que es la atracción y otro, que es el amor mutuo. Sin embargo, aún existiendo ambos, no es suficiente para que una pareja se consolide y tenga una relación armónica en el futuro.

Otro ingrediente fundamental y del cual, a partir de la perspectiva romántica de las relaciones de pareja, ha disminuido su importancia, más aún, en la época en que vivimos en donde la laxitud de los vínculos de pareja es la constante y nuestro entorno social así lo conforma, habiendo pasado de las relaciones tradicionales, de las uniones hasta que la muerte los separa, hasta el día de hoy la concepción líquida de los vínculos, englobado en la expresión. “mientras dure; así sea un día un mes un año…”


Cuál es ese ingrediente fundamental para poder construir un futuro viable con tu pareja. Ese ingrediente fundamental es la compatibilidad de proyectos de vida. Toda persona tiene una trayectoria de vida buscando su plenitud de diferentes modos, en una vida adulta es deseable que la persona tenga claridad en qué es lo que quiere de la vida y ponga sus recursos personales alineados a esos propósitos. Ello implica decisiones importantes, como son definir el área laboral, incluyendo la preparación necesaria para el efecto, como estudios o entrenamientos diversos; la decisión del lugar de residencia, muchas veces no se contempla alguna movilidad y donde se nace transcurre toda la vida. Sin embargo, en algunas personas la inquietud por experimentar la vida en un lugar distinto de donde nació o pasó su infancia, es importante, los grupos sociales de pertenencia, incluyendo práctica religiosa o algunas actividades que más que simples oficios son estilos de vida, todos estos aspectos en tanto más homogéneos, mejor pronóstico tendrá una pareja de un futuro exitoso. No quiere decir que si no hay homogeneidad el destino seguro es un fracaso, pero indudablemente la etapa de ajuste y adaptación de la pareja será más importante y más difícil.


Estamos listos para hacer planes a futuro como pareja.


Si has repasado todos los indicadores anteriores y no ves signos de alarma: adelante, haz planes con tu pareja. Si por el contrario ves puntos de alerta con tu pareja, es muy importante que plantees tu proyecto de vida en tu relación y escuches el proyecto de vida de tu pareja. Incluye todas las dimensiones y no te guardes nada: las dimensiones de la realidad, los deseos, aspiraciones y las fantasías. Entre más diferencias encuentren, -es natural encontrarlas-, más importante será dialogar. La prueba fundamental de una pareja exitosa a futuro, no es tener diferencias y conflictos, todas las parejas los tienen, lo que hace diferente a una pareja, es su capacidad de enfrentar sus diferentes opiniones y encontrar un punto de conciliación. Platiquen y pregunten por sus planes y si fluye, tienen una gran posibilidad de “hacerla como pareja”. Si el proceso se vuelve difícil, tortuoso, conflictivo y se llena de hostilidad, es tiempo de replantearse, si la relación tiene un futuro armónico o están fundando una relación que puede sostenerse, pero será una pareja con conflictos permanentes irresolubles. Será tiempo de buscar ayuda, ya sea en pareja -si intentas corregir el rumbo de tu pareja- al menos entenderás el proceso o ayuda para salir de una relación que no los llevará a una satisfacción, sino permanecer en el dolor y todas las señales que te dicen “sal de ahí”. Haz caso de tu voz interna y recuerda que siempre habrá quien pueda apoyarte con una reflexión objetiva.

35 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo