top of page

Claves para prevenir violencias en tu pareja

Actualizado: 6 dic 2022

Dra. Carolina Grajales Valdespino.

7 de cada 10 mujeres afirman que el

abuso verbal o físico por parte

de la pareja se ha vuelto más común

después de la pandemia de COVID-19.

Endireh, 2021


El 25 de noviembre de cada año se conmemora el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”. Esta fecha es el inicio de una campaña dirigida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denominada “16 días de activismo contra la violencia de género” las actividades concluyen el 10 de diciembre, día de los Derechos Humanos. Para hacer visible la conmemoración se recomienda usar un listón naranja o alguna prenda de ese color, como símbolo para crear conciencia, prevenir y poner fin a la violencia contra las niñas y mujeres en todo el planeta.



¿Por qué esta fecha? En el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Bogotá, Colombia en 1981, se tomó la decisión de establecer esta fecha para honrar la memoria de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, tres hermanas activistas políticas y símbolos de la resistencia a quien gobernaba la República Dominicana, el general Leónidas Trujillo. Las hermanas fueron asesinadas en 1960 por el régimen militar que controló la isla entre 1930 y 1961. A las Mirabal las llamaban “Las Mariposas”, por su activismo contra la dictadura, su asesinato influyó para el derrocamiento del gobernante, considerado uno de los dictadores más sangrientos de América Latina. (Álvarez, Julia; 2001)


La violencia contra mujeres y niñas continúa siendo la violación de los derechos humanos más extendida en el mundo y los datos indican que esta situación se agudizó a raíz de la pandemia de COVID-19. En gran medida por los cambios abruptos sufridos en cuanto a las medidas de prevención en salud, la pérdida de empleos de algunas personas, el confinamiento y los cambios en las rutinas, en los rituales y las múltiples modificaciones que cada quien hizo en su cotidianeidad y en sus proyectos de vida.


En el ámbito internacional se observan actitudes intransigentes contra los derechos adquiridos históricamente por las mujeres en algunos países que se consideraban precursores de tales vindicaciones. Vemos como se incrementan los movimientos que descalifican los feminismos llamándoles despectivamente “ideología de género” y tergiversando sus ideales y utopías. De igual manera aumentan las agresiones contra las activistas y defensoras de los derechos humanos, y la situación jurídica de los derechos de las mujeres está cada vez más limitada en varios países.


De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh; 2021), en México, siete de cada 10 mujeres de 15 años y más, han experimentado al menos una situación de violencia a lo largo de su vida, esto implica un incremento de cuatro puntos porcentuales en relación con 2016. Agravando las estadísticas resulta alarmante que sean las parejas o exparejas de las propias mujeres quienes ejercen las más cruentas violencias contra las mismas, llegando incluso hasta los feminicidios. Así,el 72 por ciento de los agresores de las mujeres, atendidas por la Red Nacional de Refugios, en los primeros 10 meses del año 2022, tenían algún vínculo sentimental con la víctima (La Jornada, 24-Nov-2022)


Ante este escenario hay una explicación amplia sobre la responsabilidad de esta situación y es cada vez más señalada: “Fue el Estado”, y esto es real. El Estado está conformado por territorio, población y gobierno, así que todas y todos somos parte del Estado y por ello nos corresponde colectivamente buscar cambios que se traduzcan en prevenir las violencias contra las mujeres.


Hay ciertas acciones que podemos poner en práctica desde nuestros círculos cercanos para generar ese cambio: desde la dinámica de pareja, recomiendo expresamente repensar la forma de construir modelos de mujeres y hombres en los relatos infantiles, educar y socializar de forma contraria al amor romántico, pues a muy grandes rasgos, las relaciones de pareja están involucrados en esta dinámica y sus mensajes están construidos para someter a las mujeres al dominio masculino. Se nos enseña a ser obedientes con la pareja, a no poder decir NO a las personas queridas.


Y es que cambiar las historias y relatos infantiles puede permitir identificar rasgos de sus parejas, que presuman que es una persona violenta, porque la violencia no surge de un día para otro, sino que envía señales que a veces no se quieren o no se pueden ver. Algunos de los muchos mitos del amor romántico son: “Te cela porque te quiere”; “Si te golpea o insulta es tu culpa porque lo provocas”; “Los hombres no pueden controlar sus impulsos sexuales, por eso violan a las mujeres”, “el amor lo puede todo y lograrás que cambie”. Por supuesto todo esto son mentiras, el problema es que a veces los creemos.


Es importante entender que en el amor también hay derechos y uno de ellos tendría que ser el derecho a la educación sexual desde la educación básica, porque pese a ser un tema controvertido y complejo por el rechazo de algunas familias y docencia, es innegable que la información que le demos a las y los más jóvenes de la sociedad, puede impedir que se pongan en situaciones que les llevan a riesgos y aceptar circunstancias peligrosas y dolorosas que pudieron prevenirse.


Celebramos la existencia de fechas donde se nos invite a darnos cuenta del hecho social, pero es necesario emprender acciones todos y cada uno de los días. Pregúntate si tu pareja: A) ¿Piensa que debe conocer a todas tus amistades y saber dónde estás en todo momento? B) ¿Te dice cómo vestir? ¿Cómo maquillarte o cómo peinarte? C) ¿Ignora tus deseos y necesidades? D) ¿Pierde la paciencia con facilidad? E) ¿Ha llegado a tirar y romper objetos o a dar golpes contra la pared en un ataque de furia, por ejemplo? F) ¿Alguna ocasión te ha golpeado, te ha jalado el cabello, te ha lastimado los brazos o te ha empujado? G) ¿Te acusa injustamente de distintas situaciones? H) ¿Te humilla, insulta o ridiculiza? I) ¿Te obliga a tener relaciones sexuales? J) ¿Recurre a la violencia cuando se encela? Y K) ¿Amenaza con lastimarte o lastimarse si terminas la relación? (CDH-DF; 2009)


Importa analizar las respuestas a las preguntas planteadas para identificar si estás viviendo en riesgo de violencia. También es necesario revisar si te preocupa la reacción de tu pareja por lo que dices o haces cuando está presente, o bien, si estás insegura para tomar decisiones en su presencia. Puede ser que estés en situación de riesgo y no lo ves, habrá que estar totalmente alertas para prevenir las violencias. Se recomienda acudir a redes de apoyo o buscar ayuda profesional.


Referencias


Álvarez, Julia (2001). En el tiempo de las mariposas. Ed. Alfaguara. México.

En la mira: 16 Días de activismo contra la violencia de género



Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Juventud sin violencia. Cartilla de derechos de las y los jóvenes.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page