El reto de las familias construidas.


En alguno de los artículos hablaba sobre los factores que influyen en la elección de pareja y dejaba entrever como existen agentes inconscientes que dan cuenta real de cómo y a quién elegimos para compartir nuestra vida. Con ello, la reflexión a la que se invitaba al lector era que de alguna manera cayera en cuenta del tipo de relaciones en las que terminaba involucrado, determinándose así (en algún sentido), el futuro de la relación.

Las generaciones actuales estamos en un periodo de transición en el que se están modificando algunos valores inherentes a la familia y se han relajado de tal forma que para muchas parejas el qué, quién, cómo, dónde y cuándo hacer con los hijos para educarlos no sólo es una tarea difícil de llevar a cabo por la falta de claridad en cuanto a su rol, sino que también es todo un reto.

Siguiendo ésta línea resulta aún más complejo hacer esto cuando inician una nueva relación sentimental después de una separación en donde hubo hijos y el resultado es: los tuyos, los míos y ¡los nuestros! El año pasado, se publicó un estudio pionero en España realizado por Enrique Arranz (Universidad del País Vasco) y Alfredo Oliva (Universidad de Sevilla) titulado Evaluación de las nuevas estructuras familiares como contextos potenciadores del desarrollo psicológico infantil, asesorado por el Profesor Michael Lamb de la Universidad de Cambridge y financiado por BBVA, en el cual concluyeron que cualquier estructura familiar es válida para garantizar un adecuado desarrollo psicológico del niño, siempre y cuando estén presentes una serie de condiciones fundamentales para dicho desarrollo infantil, como son la promoción del desarrollo y de un ambiente estimulante, ausencia de conflictos, cuidados de calidad, un estilo de crianza democrático y una buena red de apoyo social.

De lo antepuesto me gustaría describir sólo algunos de los desafíos a los que se enfrentan hoy día aquellas parejas que persiguen el sueño de tener una familia estable aún después de un primer intento fallido. Uno es la comunicación y el llegar a acuerdos sobre sus puntos de vista respecto a lo que es idóneo en la educación de un hijo per se y lo que esto implica en la práctica cuando se trata de los propios y los que vienen de una pareja anterior.

Aquí también entran en juego el manejo de las reglas de casa y los límites, ya que algunos padres por desconocimiento, por temor a generar conflictos o por preferencia hacen una diferencia significativa en la que para unos las reglas y límites son rígidas y para los otros son relajadas, lo que deriva en un sentimiento de injusticia, de incomprensión y de enojo que puede desencadenar muchos conflictos en todas direcciones.

Otro aspecto es cuando las diferencias en la pareja no se resuelven y se toma al niño como medio de desquite o recurso para lastimar a la pareja. Cuando un miembro de la pareja no le permite al otro ser padre o madre sustituta, para ejercer el rol de autoridad con los hijos, se termina obstaculizando la posibilidad de que se desarrolle una línea de respeto entre el hijo y la pareja de papá o mamá y una convivencia legítima como familia.

Dentro de las situaciones más graves que se presentan y que tienen un peso significativo es cuando se permiten abusos de poder o de índole sexual sobre los hijos con tal de no perder a la pareja, lo que detonará en un sentimiento de odio, desprecio y decepción de parte del hijo hacia el progenitor.

Cuando recibo en consulta a algún niño o adolescente que viene de un esquema familiar reconstruido trabajo en consulta terapéutica algunos puntos con los padres como es el facilitar la adaptación de una cultura familiar previa a una nueva etapa como familia reconstituida; brindar algunas estrategias que promuevan el sentido de pertenencia a una nueva familia y ayudar a los hijos a expresar las ideas y sentimiento que les provocan tanto el padre biológico como el tutor.

“No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre”. S. Freud

*Las opiniones contenidas en este artículo son responsabilidad del autor.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo