¿Eres un "perverso"?



El diccionario de lenguas españolas define… A la palabra perversión que procede de latín perversĭo y hace referencia a la acción y las consecuencias o los resultados de pervertir. Dicho verbo, a su vez, se refiere a alterar el buen gusto o las costumbres que son consideradas como sanas o normales, a partir de desviaciones y conductas que resultan extrañas.

El término también se utiliza para referirse a la alteración de la condición natural o del orden habitual de las cosas. Por ejemplo: “No voy a avalar una perversión semejante en mi familia”, “La ciencia ha cometido una perversión al crear en laboratorios animales que son condenados a una muerte horrible”, “La víctima fue golpeada con saña, revelando la perversión del secuestrador”.

Una de las principales acepciones que ha tenido a lo largo de los siglos la palabra perversión ha estado relacionada con el sexo. Así, por ejemplo, uno de los grandes pensadores del siglo XX como ha sido Sigmund Freud, la definió como todo aquel conjunto de conductas de tipo sexual que no tienen ningún objetivo reproductivo sino que simplemente se realizan con el claro objetivo de buscar placer. Placer de comprar, de comer, de trabajar, de mentir…. Entonces la perversión de vuelve un acto más común de lo esperado.

Si nos acercamos al terreno sexual, encontramos la posibilidad de las neo sexualidades. Se refiere a que cada pareja puede decidir libremente según sus propios gustos, que les parece que es bueno o no para ellos. En tanto sean dos adultos, y los dos estén de acurdo en ciertas prácticas sexuales, no se denomina perversión.

Una práctica perversa está marcada por la sumisión o dominio de una del parte de la pareja por la otra, cuando no hay un acuerdo entre las partes o cuando hay un menor de edad, o cuando una engaña a la otra. Es decir que la definición de perversión sexual se ha modificado con el paso del siglo XXI. He conocido parejas que tienen prácticas sado masoquistas ,o practicas promiscuas en relación con el dolor, la orina o la defecación , con la sangre o con sustancias, con una tercera persona o con un grupo , y para ellos es algo correcto y excitante, en tanto para mi es horrible . A mí me toca respetar los acuerdos entre ellos, aunque yo como doctora no esté de acuerdo.

El asunto moral ha tenido grandes cambios y lo que hay que respetar es el deseo consciente de cada participante de llevar su cuerpo y su experiencia hasta donde ambos deseen. Cuando le decimos a la pareja que es perversa es que estamos lejos de poder acompañarla hasta el extremo que busca como pareja, y es muy importante no aceptar nada que uno no esté de acuerdo. La comunicación y la honestidad son muy importantes en este terreno de la exploración de nuevas facetas sexuales o sociales, pues hoy en día la libertad es más amplia que antes y la búsqueda armoniosa en las parejas requiere nuevas herramientas y nuevos retos.


Como llevar algo de esto a la relación sensual de los matrimonios que llevan años juntos y que el aburrimiento los ataca?

Un poquito de chile y de limón les vendría bien, siempre y cuando ambos estén de acuerdo.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo