top of page

Las diferentes intolerancias hacia la infidelidad.

Dra. Ruth Axelrod


Definir la infidelidad puede resultar complejo, si bien es una palabra común en el lenguaje cotidiano que usamos todos los días , tiene muchos referentes y cada uno puede ser distinto. Considerando que estas ideas y creencias dependen mucho de la educación y la cultura a la que cada quién fue sometido, además, es el resultado de muchas variables. Sería también importante considerar mas circunstancias como las variaciones de la información y desinformación de la vida real y virtual, el nivel de lectura y de comunicación, de curiosidad y de patología que tiene cada persona.


Voy a compartir con ustedes tres ejemplos de mi práctica clínica con parejas, cuidando la discreción y manteniendo el anonimato de cada una para que podamos discutir este tema tan interesante.


Una pareja casada por 6 años, que estaba en búsqueda de ayuda terapéutica pues peleaban todo el tiempo y ya no podían comunicarse, ella dedicada al hogar, atravesando por su primer embarazo y el laboraba fuera de casa, teniendo éxito financiero y social. Ella reclamaba mas atención, con rabia y enojo y el hacía sus esfuerzos para atenderla como se merecía. En la tercera sesión ella comenzó a hablar sobre su intimidad sexual, muy enojada le reclamo que ella abrió su computadora y descubrió que el había visto varias páginas sobre pornografía. Lo acusó de infiel, de desleal, que ya no quería volverlo a ver, le aventó la bolsa en la cara y le solicitó el divorcio.


Se quedaron solo una sesión más, y después supe que nació un varón sano, y a los pocos meses se separaron.


En esta pareja la tolerancia a la infidelidad fue de cero , reacciones extremas a la difícil pregunta sobre si ver pornografía en casa es infidelidad



Otro ejemplo , es sobre una pareja de 15 años de matrimonio, con tres hijos en edad escolar. El viajando mucho y ella comprometida con su rol de esposa y de madre.



Ella descubre que hay una niña en el grupo de uno de sus hijos que tiene el mismo nombre que su hija , curiosa , busca a la madre de la nena y la confronta, y vaya sorpresa, la mujer le confiesa que fue amante de su marido y que efectivamente la nena es media hermana de sus hijos.


Ella entró en shock y solicito la psicoterapia de pareja para hacer aclaraciones. La petición radicaba en mantener estos dos mundos separados , y así las dos familias podían seguir serenamente su curso, que se dividieran las responsabilidades y que por lo pronto se mantuviera el secreto . Todos de acuerdo.


Esta pareja presentó una amplia tolerancia hacia la infidelidad.


El tercer ejemplo lo tomo de una pareja que acudió a psicoterapia de pareja porque ella sospechaba que su marido le era infiel.


Lo seguía, lo espiaba, se metía a sus cuentas de tel, a sus cuentas bancarias pero no lograba ponerle la cara a tanta inseguridad. El asistió muy pocas veces a las sesiones, siempre negando que era infiel y le rogaba a ella que fuera mas ecuánime. Ella siempre con esa pregunta, me eres fiel? El asumiendo que si, ella incrédula, se atrevía a medir sus reaccione durante el sexo para organizar ese asunto que la estaba volviendo loca. Se separaron pronto.


En esta pareja la tolerancia es diferente en cada uno, ella cero tolerancia, y él, era un tanto más.


Así que , no hay quien se salve, este eterno dilema aparece siempre en la ecuación del sistema amoroso que cada uno de nosotros tenemos con nuestra pareja.


¿Tu que opinas?


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page