Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4849
07 Jun
Sana, tóxica o abusiva: ¿qué clase de relación es la tuya?
Escrito por
Leído 2653 veces | Publicado en ¿Sabías qué...?
 
Valora este artículo
(0 Votos)

Tipos de relaciones de pareja

Una pareja te puede dar mucho pero también te puede dejar sin nada. Te puede aportar mucha felicidad, amor, risas, cariño; pero también te puede dejar sin amor propio, ilusión, sueños, amigos…

Mereces una relación que te aporte, te haga crecer y te sume. Una persona que te haga feliz y te ayude a ver lo mejor de la vida. Por eso tienes que aprender la diferencia entre una relación sana, tóxica o abusiva:


Una relación sana es

Una que está basada en la igualdad y el respeto. Decidís estar juntos, pero sabéis que cada uno tiene su vida y también merecéis tiempo con otras personas como amigos y familia.

Precisamente esa independencia es la que os hace estar tan unidos. Os queréis, pero no dependéis uno del otro para estar bien. Sois constructivos uno con el otro.

En una relación sana hay:

Respeto
Buena comunicación
Compañerismo
Confianza
Igualdad
Crecimiento: la relación crece y vosotros con ella


Una frase que define a una relación sana puede ser:

“Quiero estar bien contigo. Pero prefiero el bien que el contigo”

Una relación tóxica es

Una que está basada en la inestabilidad emocional. Estáis desgastados por la relación pero os convencéis de que podéis salvarla. Hay más ratos malos que buenos y os atacáis para haceros daño personal.

No hay respeto y aunque la comunicación puede ser buena, ya no la hay entre vosotros. Sois destructivos uno con el otro. Es una muerte lenta del amor.

En una relación tóxica hay:

Tensión
Discusiones
Intentos de control o cambiar a la otra persona
Faltas de respeto
Actitudes dañinas
Chantaje emocional
Estancamiento: la relación ha dejado de crecer y vosotros estáis atrapados.


Una frase que define a una relación tóxica puede ser:

“Ni contigo ni sin ti”


Una relación abusiva es

Una que está basada en el control y la dependencia. Hay acusaciones, engaños, celos enfermizos, manipulación y tensión constante.

La familia y los amigos se han quedado en un segundo plano y la vida de la persona gira en torno a esa relación abusiva. No hay ratos felices y el respeto, el cariño y la comunicación han desaparecido. Una de las dos partes es destructiva con la otra.

En una relación abusiva hay:


Celos
Control
Desconfianza
Agresividad
Posesión
Peleas
Manipulación
Aislamiento
Miedo
Decadencia: la relación se hunde. Os quita felicidad y afecta a vuestra autoestima y bienestar personal


Una frase que defina a una relación abusiva puede ser:

“Me gustas tanto que no me gusta que les gustes a otras personas”
El amor no es malestar, ni celos ni dependencia. El amor es libertad y crecimiento. Si no tienes eso entonces no es amor.


Etiquetado bajo:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar