Paradigmas en las parejas.


Ninguna pareja es igual a otra y cada pareja necesita revolver sus diferencias, conflictos, adversidades y las diferentes etapas que habrán de vivir desde el enamoramiento hasta su fin en base a los acuerdos conscientes e inconscientes que establecieron desde un inicio. Empero, en el vasto terreno de la psicología, y en especial el de las relaciones de pareja, podemos encontrar que algunos autores se han dado a la tarea de definir tipos y estilos de parejas.

La experiencia clínica nos permite observar como en algunos casos, la propia relación favorece el crecimiento de ambos miembros de la pareja y en otros, como se generan dinámicas cuyo resultado son relaciones destructivas y dañinas.

En un artículo previo (Tu nivel de madurez y su impacto en tus relaciones sentimentales) exponía como influye la madurez personal en las relaciones de pareja, siguiendo ésta línea en el presente artículo presentaré sólo dos clasificaciones de las dinámicas que se pueden producir en una pareja descritas por José Antonio Ríos especialista en pareja y familia: según el tipo de relación y según el tipo de fijación.

1. Según el tipo de relación

• Parejas con relación objetiva: Hay igualdad de condiciones, es decir, es una relación en donde ambos integrantes se valoran y respetan la individualidad y el espacio de su pareja. • Pareja con relación Adulta-Niño: El rol que asume la mujer es el papel de “madre” en tanto el esposo es inmaduro. Ella demanda de él mayor madurez y él se esfuerza por complacerla. No existe comunicación al respecto, todo se maneja por intuición. Incluso hoy en día empezamos a encontrar con mayor frecuencia este tipo de pareja en donde la mujer es quien toma la batuta de la relación no sólo en el plano emocional sino también económico. • Pareja con relación Adulto-Niña: Aquí se juega la misma dinámica sólo que es a la inversa, la mujer lejos de buscar un hombre que sea su pareja, busca a un padre que no tuvo o a un sustituto. • Pareja con relación Niño-Niña: Son relaciones en las que con mayor facilidad pueden caer en una dinámica caracterizada por la rivalidad, los celos, los chantajes, lo cual difícilmente permitirá que exista una sana interacción. La comunicación tiende a ser más implícita que explícita. • Pareja con relación Adulto-Adulta: Ambos muestran un grado de madurez óptima, donde cada uno respeta y valora al otro. En pareja buscan la solución de sus conflictos y la comunicación tiende a ser eficaz.

2. Según el tipo de fijación:

• Parejas con fijaciones orales: Uno de los miembros es egocéntrico y busca que le suplan todas sus necesidades. El hombre busca un sustituto de su madre y la mujer a un hombre que le provea toda clase de comodidades. Si no cumple con sus demandas, simplemente se separa.

• Parejas con fijaciones anales: Es cuando uno de los cónyuges toma un objeto y lo protege a toda costa, pudiendo ser ese objeto el otro cónyuge, a quien trata de controlar.

• Parejas con fijaciones fálicas: Son parejas donde la seducción es sinónimo de poder. La sensualidad y el sexo son herramientas que se usan para tener poder sobre el otro, por lo que constantemente compiten en esos campos.

Como se puede observar éstas clasificaciones tienen nombres distintos, sin embargo, van de la mano unas con otras por ejemplo, cuando hablamos de una relación Adult@-Niñ@, en términos de madurez el hombre o la mujer que tiende a ser más inmaduro de fondo presenta características a nivel de fijación oral.

A manera de conclusión podemos decir que aun cuando cada pareja es diferente existen similitudes que nos pueden ofrecer una guía que facilite el identificar en que paradigma de relación nos encontramos y si éste es lo más provechoso para nosotros teniendo en cuenta que el éxito de una relación depende en gran medida de dos grandes desafíos, el primero aprender a amarnos como somos y amar a nuestra pareja como es y mantener equilibrio entre la cercanía y la independencia.

*Las opiniones contenidas en este artículo son responsabilidad del autor.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo