Sexualidad en las distintas parejas.


¡Qué tal queridos lectores! Para empezar en el tema muy al estilo Médico, definamos SEXUALIDAD: La sexualidad es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-afectivas, que caracterizan cada sexo. También es el conjunto de fenómenos emocionales y de conducta relacionados con el sexo, que marcan de manera decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo. Conjunto de disposiciones, inclinaciones y prácticas relacionadas con la obtención de placer sexual.

Aggg… Parece de Wikipedia, ¡ay perdón! de ahí es. ¿Y el amor?, ¿y la Sociedad? ¿Y el alma…?

El portal www.sexuar.com.ar/diccionario/diccionario.htm nos dice: Es una energía vital que nos transporta desde el nacimiento hasta la muerte, y que atraviesa áreas biológicas, psicológicas, sociales y culturales.

Se acerca, se acerca... ¿Y la historia de nuestras familias, y el amor y el espíritu…? Ahhh… el amor…

www.ambiente-ecologico.com/ediciones/diccionarioEcologico/diccionarioEcologico.php3 dice: Conjunto de los fenómenos biológicos y psicológicos ligados a la genitalidad y la función reproductiva.

Para www.amssac.org/biblioteca%20sexualidad%20conceptos.htm, el término "sexualidad" se refiere a una dimensión fundamental del hecho de ser un ser humano: Basada en el sexo, incluye al género, las identidades de sexo y género, la orientación sexual, el erotismo, la vinculación afectiva, el amor y la reproducción.

Mucho mejor, ahí vamos.

Según guiagenero.mzc.org.es/GuiaGeneroCache/Pagina_Educacion_000342.html, la sexualidad humana abarca el conocimiento, creencias, actitudes, valores y comportamientos de los individuos a nivel sexual.

¡Esta definición estuvo muy competente!

www.sivida.com.ar/medica/glosario.html dice: Desde la teoría sistémica y la terapia familiar se plantea que la pareja es un sistema con mecanismos reguladores propios, con patrones de interacción repetitivos, con comportamientos que dependen uno de otro en forma cíclica y que como todo sistema tiende hacia el equilibrio.

Parte integral de la personalidad que se expresa a través de las manifestaciones psicológicas, biológicas y sociales que constituyen la unidad básica del ser humano. Distinto de genitalidad. Excede ampliamente la realización de cualquier tipo de práctica sexual.

¡Qué bonito!

Ahora la propia: Es una energía vital, que nos acompaña desde el nacimiento hasta la muerte. Una dimensión fundamental del comportamiento y personalidad del ser humano, relacionada al ejercicio de la condición de género, en busca del placer, la satisfacción sexual, el reconocimiento, la pertenencia, la seguridad personal, el lucimiento y el amor, que se expresa a través de acciones e implicaciones Biológicas, Psicológicas, Sociales y Espirituales.

Es sin duda bondad y perfección de todo cuanto el Señor creó, abarca el conocimiento, creencias, actitudes, valores y comportamientos de los individuos a nivel sexual. Tiene una estrecha relación con las condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-afectivas, que caracterizan cada sexo, pero también de los orígenes, la educación familiar, las costumbres y el entorno. Incluye una serie de fenómenos emocionales y de conducta, disposiciones, inclinaciones y prácticas relacionadas con la obtención de placer sexual y marcan de manera decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo y de su vida. Se autorregula y es cíclica Es erotismo, es vinculación afectiva, deseo, pasión. Es mucho más que genitalia, mucho más que coito, puede iniciar con un pensamiento, una mirada, un suspiro, una caricia y no terminar jamás.

¿Qué es pareja? Según Wikipedia, es un conjunto de personas animales o cosas que mantienen entre si algún tipo de relación o semejanza. Se usa para nombrar a cada una de estas personas, animales o cosas en relación con la otra.

Que tal mejor: 2 humanos Empáticos, que comparten gustos, situaciones, cariño, atracción, actividades, necesidades, ambiciones, y sueños, que deciden interactuar juntos para lograr amarse y complementarse, con un bien mayor: ELLOS.

No tiene tiempo ni espacio, no da tregua. Empieza y nunca termina, puede arder y quedar en cenizas, o congelarse y renacer. Es deseable, añorable, necesaria, inolvidable, maravillosa, triste, dolorosa, es todo lo que el individuo es y puede ser pontencializado por dos.

¿Cuántos tipos de pareja hay? Pues muchos, depende el cristal con que se mire. Según Cecilia Jara Valdivia desde un enfoque terapéutico menciona a La esposa enamorada y el marido frío. La esposa maternal y el marido desamparado (el cuidador y el enfermo). El marido bonachón y la esposa infantil. Los “ni contigo ni sin ti”1 (parejas simétricas, lucha por el poder, juntos se matan y separados se mueren). Según Salvador y l. Von Bertalanffy (1960-1970) proponen los modelos por el subsistema conyugal de cambio en: 1. Pareja con sistema conyugal abierto; 2. Pareja con sistema conyugal cerrado.

Según Ledere y Jackson (1968) Por la estabilidad de la relación en: 1. Estable-insatisfactoria; 2. Estable-satisfactoria; 3. Inestable-satisfactoria; 4. Inestable-insatisfactoria.

Parejas según H.E. Ritcher por su comportamiento sintomático (1970). Fóbicas, Histeroide, Esquizoide, Epileptoide.

Parejas según Gulotta modelo según la “historia curricular” de la pareja (1976).

Y finalmente según José Antonio Ríos, este autor divide a las parejas en tres grandes modelos: según la dinámica evolutiva de los miembros, según los tipos y niveles de relación y según las metas de comunicación y el troquelado.

El que escribe este artículo después de haber leído estas y otras muchas clasificaciones, me he decidido por una: Yo uso la clasificación de individuales.

No hay una igual, tienen características tan particulares y especiales, que la terapia que ofrezco es personalizada e individualizada, me baso en el amor de la pareja para perpetuarla, me fundamento en el que ve “los toros desde la grada” y “no el que está toreando”. Observo, escucho, siento, pregunto, propongo y trato de que vean con una perspectiva abierta lo que tienen.

Estimados lectores, en este mundo globalizado y convulsionado, tener una pareja es un tesoro, si la tienes cuídala, ámala, trabájala, mantenla fresca, ten sexo satisfactorio con ella. Si tienes más de una, tienes la obligación de lo mismo con cada una, si no puedes, concéntrate en una. Hasta la próxima. La vida dura poco vívela.



2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo